Bajó el desempleo a 14,2%, el mínimo de tres años

POR MARÍA LAURA RODRÍGUEZ DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

La buena temporada estival, junto a la recuperación de la actividad de los últimos meses, se reflejó en la creación de cerca de 11.700 puestos de trabajo y en una reducción del desempleo en 1,2 puntos porcentuales en noviembre-enero en relación al trimestre móvil anterior.

De esta forma, la tasa de desocupación se ubicó en 14,2% de la Población Económicamente Activa (PEA), el menor nivel de los últimos tres años, es decir, desde diciembre-febrero de 2001, cuando había sido de 14,1%.

Según el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Santiago Pérez del Castillo, si se mantienen las previsiones de creación de empleo la tasa de desocupación seguirá descendiendo hasta alcanzar niveles de un dígito a fin de año.

En el trimestre de noviembre de 2003 a enero de 2004 la cantidad de desempleados se redujo en aproximadamente 16.100 personas frente a octubre-diciembre. Esto redujo el número de desocupados a 178 mil, una cifra que igualmente es muy elevada.

Un año atrás, la desocupación alcanzaba el 18% de la PEA y afectaba a 222.730 personas. Por lo tanto, en el último año la tasa de desempleo bajó 3,8 puntos porcentuales y la cantidad de desempleados se redujo en aproximadamente 44.730 personas.

El hecho de que la caída del desempleo haya sido mayor que el alza del empleo se debió a que en noviembre-enero hubo menos gente que ofreció su fuerza de trabajo en el mercado laboral. En efecto, la tasa de actividad pasó de 58,9% en octubre-diciembre a 58,7% en el trimestre siguiente.

Pérez del Castillo admitió que la baja del desempleo se explica en parte por la creación de empleos vinculados al turismo; sin embargo, le confirió un carácter más estructural, pues «coincide con otros indicadores económicos de reactivación».

«Hay que tener ilusión, esperanza; es una ilusión basada en las realidades de los meses pasados: el país está saliendo», agregó.

Empleo y actividad. Según las cifras publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el descenso de la desocupación se explicó tanto por el aumento de la tasa de empleo –que escaló seis décimas hasta el 50,4% de la Población en Edad de Trabajar (PET)– como por la contracción de la tasa de actividad –que bajó dos décimas a 58,7% de la PET.

Esto significa que en noviembre-enero aumentó la cantidad de puestos de trabajo, particularmente por la temporada estival, pero también disminuyó la cantidad de personas que buscan empleo.

La tasa de empleo volvió a los niveles anteriores a la crisis financiera, ya que el valor más alto anterior al 50,4% actual fue el 50,6% de marzo-mayo de 2002. Con respecto al mismo período del año pasado, el empleo se incrementó en 2,4 puntos porcentuales. En tanto, la tasa de actividad creció solamente dos décimas en comparación con noviembre-enero del año pasado.

Empleos en comercios y hoteles. Como era de esperar, debido al comienzo de la temporada estival la mayor cantidad de empleos generados en el trimestre noviembre-enero se concentró en restaurantes, hoteles y comercio. En todo el país se crearon 10.925 puestos de trabajo, de los cuales el 70% se generó en Montevideo. En el informe del INE no se discrimina cuánto correspondió a comercio, que se expandió en los últimos meses debido a cierta recuperación de la actividad, y que no depende de la mejor temporada turística.

En la industria manufacturera se crearon 3.500 empleos en el trimestre, básicamente en la capital del país, y cerca de 2.700 se gestaron en servicios sociales y de salud. Además, se crearon aproximadamente 2.500 empleos en los sectores del transporte y las comunicaciones y se generaron 2.400 ocupaciones en firmas de intermediación financiera y del sector inmobiliario.

Sin embargo, en el período también se destruyeron puestos de trabajo que neutralizaron parte del crecimiento anunciado anteriormente. En la administración pública y la enseñanza se registró una caída de la ocupación de 6.100 puestos de trabajo; en el servicio doméstico se destruyeron 2.100 empleos y en los sectores de saneamiento y actividades relacionadas la cantidad de ocupados se redujo en 1.240.

Montevideo e interior. La fuerte baja de la tasa de desocupación en el trimestre noviembre-enero se dio tanto en la capital como en el interior del país. En Montevideo el desempleo retrocedió 1,3 puntos porcentuales y se ubicó en 13,8%. En tanto, en el interior urbano –hogares de 5.000 o más habitantes– el desempleo se contrajo en 1,1 puntos porcentuales y se situó en 14,7%. En Montevideo la tasa de empleo aumentó cinco décimas y la tasa de actividad, que mide la cantidad de personas que ofrecieron su trabajo, bajó tres. Sin embargo, en el interior la tasa de actividad no se modificó pero el empleo creció seis décimas.

En Montevideo el desempleo propiamente dicho fue de 11% en tanto quienes buscan trabajo por primera vez representaron el 2,8%. En el interior el desempleo propiamente dicho significó el 11,2% y los desocupados por primera vez alcanzaron el 3,5%.

Con respecto al año pasado, el desempleo se redujo 3,9 puntos porcentuales en Montevideo y 3,6 puntos en el interior.

Espera. La cantidad de semanas que en promedio los desempleados tardan en conseguir un nuevo trabajo se redujo significativamente en los últimos trimestres móviles. En noviembre-enero la cifra se ubicó en 23 semanas para Montevideo y en 18 semanas para el interior urbano. Sin embargo, esta medición alcanzó un máximo de 36 semanas en la capital y 35 en el interior a mediados de 2003.