Banco Mundial advirtió acerca de riesgos del ‘monopolio’ gremial

Bourguignon lideró una misión de alto nivel del BM que estuvo en Montevideo hasta ayer, integrada también por la vicepresidenta para América Latina y el Caribe, Pamela Cox; el director para el Cono Sur, Axel Van Trotsenburg, y el economista jefe para la región, Guillermo Perry. La delegación arribó el domingo y ese día se reunió con el equipo económico de gobierno, con el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, a la cabeza.

Ayer por la mañana la delegación del BM mantuvo un diálogo con un grupo reducido de periodistas, al mediodía almorzó con los ministros que integran el denominado “gabinete social” (Salud, Educación, Vivienda y Turismo), y por la tarde participó de un seminario sobre pobreza. En ese coloquio disertaron Bourguignon, Astori y el director del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales, Álvaro Forteza (ver aparte).

En la charla de la mañana con periodistas, Bourguignon fue consultado acerca de su visión sobre el nuevo relacionamiento entre los empresarios y sus trabajadores. El jerarca del BM inició su exposición señalando que la “desigualdad” social debe ser mirada “desde lado de los pobres” y también desde la óptica de las “élites de poder”, y agregó que a veces éstas últimas “impiden la competencia” generando prejuicios nocivos para los sectores menos pudientes.

A partir de esa línea argumental, consideró favorable que exista una “apertura del poder económico” y estimó positivo que las agremiaciones de trabajadores ganen espacios. No obstante, alertó que “puede haber una confiscación de poder” por parte de los sindicatos y que hay que tratar de evitar que se produzca un “monopolio de poder”.


Panes. Los ejecutivos del BM hicieron especial hincapié en señalar que este año el gobierno tendrá ante sí “el gran desafío” de empezar a construir “las rutas de salidas” al Plan de Atención Nacional a la Emergencia Social (Panes) que brinda cobertura a unas 70 mil personas y está previsto que finalice en abril de 2007. Van Trotsenburg dijo que el BM ofreció al gobierno su apoyo para colaborar en la elaboración de esos planes.

El funcionario mencionó como sistemas a emular el denominado plan Familias que se aplica en Argentina, el cual consiste en el pago de una prestación a cambio de la capacitación de madres e hijos para su inserción en el mercado laboral. A su vez, Bourguignon mencionó experiencias de Inglaterra, Alemania y EEUU. Recomendó, en particular, aplicar un sistema como el inglés y que se exoneren un año los aportes a la seguridad social de quienes dejen de percibir el Panes y logren insertarse en el mercado de trabajo.


EEUU. En tanto, los jerarcas del BM respaldaron la idea de Astori de lograr un Tratado de Libre Comercio con EEUU. Bourguignon opinó que Uruguay tiene mucho “para ganar” y precisó incluso que en términos de eliminación de subsidios podría obtener “arreglos” superiores a los que lograría Brasil.