Banco Mundial: terminó la crisis para Uruguay

El director regional del organismo para Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, Axel Van Trotsenburg, llegó ayer a Montevideo para sostener un encuentro informal con el equipo económico. En rueda de prensa, el funcionario consideró que el país debe “explotar” la posibilidad de abrir mercados, ya sea por la vía bilateral, como el Tratado de Libre Comercio que se logró con México, o multilateralmente, sin que eso signifique “sustituir al Mercosur”.

Afirmó que este año significó para Uruguay el “fin de la crisis”, lo que se verificó con los pagos de préstamos contraídos durante el 2002 con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo y la cancelación de la deuda total con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Para el 2007 previó un arrastre estadístico de 3,5% que elevará el PBI a entre 5% y 6%.

Por su parte, David Yuravlivker, representante del Banco Mundial para Uruguay, dijo que la caída del programa que tenía el país con el FMI, “no es un problema” por “el compromiso muy fuerte que tiene el gobierno de mantener el rumbo”. En los hechos ese tipo de programas imponía cierto rigor a las conducciones económicas.


Responsabilidad. En otro orden, Van Trotsenburg, reclamó un mayor involucramiento del sector privado, y no únicamente del gobierno, en tratar de resolver los problemas de pobreza, educación y desempleo. El organismo multilateral es consciente de que “no hay una estrategia mágica contra la pobreza” y está dispuesto a promover “discusiones” en la sociedad.

Una de las prioridades del gobierno es desarrollar el mercado de capitales para facilitar a las empresas pequeñas un mejor acceso a recursos e incentivar el ahorro. Actualmente el organismo trabaja en la identificación de obstáculos y entre las dificultades, Yuravlivker, mencionó “la forma de gobierno corporativo de las empresas” y “la transparencia de información de las compañías”.

“No hay garantías del 100% pero tampoco se puede tirar la toalla. Como dice Astori el futuro es atraer inversión, generar crecimiento y el mercado de capitales puede tener un rol importante en eso” afrmó Yuravlivker.


Perspectivas. El BM ve a Uruguay sólido en el contexto internacional y aprovechando el financiamiento del mercado a largo plazo.

Van Trotsenburg dijo que el gobierno hizo un manejo “prudente y astuto” de la macroeconomía, que le llevó a normalizar su situación. Señaló que se mejoró el acceso al mercado de capital, se cuenta con una situación fiscal fuerte, las exportaciones se duplicaron en tres años, el sistema financiero se normalizó, hay una cierta desdolarización y más confianza en el sistema.

Planteó un escenario positivo para Uruguay con un crecimiento del PBI para 2007 de entre 5% y 6%.

En el debe del gobierno, señaló el mejorar la tasa de inversión, bajar los índices de pobreza que se ubica en 26%, “porcentaje que para los niveles históricos del país aún es alta” y habló de tomar acciones para bajar el desempleo que ronda hoy 10%.