Banco República entra al mercado hipotecario con préstamos en UI

El Banco República (BROU) lanzará al mercado, en el corto plazo, préstamos hipotecarios en Unidades Indexadas (UI) para la compra de propiedades usadas o la construcción de nuevas. El proyecto prevé la obtención de fondos a través de alianzas con instituciones financieras del exterior, informó a El Observador una fuente del banco estatal.
El Directorio del Banco República ya tomó la decisión de incursionar en el mercado hipotecario pero esperará a que se concrete el proceso iniciado para reformar la carta orgánica del Banco Hipotecario (BHU) –que creará la Agencia Nacional de Vivienda– para presentar la nueva línea de negocios.

“Enseguida que salga esa ley, vamos a lanzarnos al mercado”, dijo la fuente.

La decisión responde a que las autoridades del banco planean buscar “complemetariedad” tanto con el BHU como con la Agencia Nacional de Vivienda, y no “competir” con esas instituciones en el segmento hipotecario.

Ello implicará que los dos organismos financieros oficiales coincidirán en la salida al mercado hipotecario, teniendo en cuenta que el BHU planea retomar su actividad crediticia cuando se defina el trámite parlamentario de la ley que marcará sus nuevas prioridades. (Ver recuadro)

De esa forma se buscará no perder pisada con las instituciones privadas que ya comenzaron a incursionar en ese segmento, superados los efectos de la crisis financiera de 2002 que había retraído la concesión de créditos a largo plazo en moneda nacional.

Una de las alternativas que manejan los jerarcas del Banco República, y sobre la cual ya se iniciaron conversaciones, es la posibilidad de conseguir “fondeo” a través de instituciones financieras internacionales.

Para ello, se mantuvieron contactos con bancos del exterior en los que el BROU tiene colocaciones a corto plazo, a quienes se planteó la posibilidad de crear “alianzas” para explotar esa línea de negocios.

El mecanismo sería la asunción de compromisos financieros por fondos a largo plazo, aportando en garantía los depósitos que la institución coloca a períodos cortos. “Con colocaciones que el banco tiene en el exterior a corto plazo, podemos conseguir préstamos” a períodos más prolongados, dijo la fuente allegada a la negociación.

El BROU ya “diseñó” el producto y solo le resta definir el software (programa informático) que utilizará para la gestión de los créditos, agregó.

Lo que aún no está definido es el monto que destinará para esa línea de préstamos, lo que dependerá del mecanismo de fondeo por el que se opte y de las definiciones que se consigan con la reforma del Hipotecario. “Está conversado pero no instrumentado”, señaló la fuente.


Complementariedad. Los préstamos serían otorgados en Unidades Indexadas a plazos extendidos, pero con montos inferiores a los que en su momento ofrecía el BHU. Asimismo, se buscará coordinar “con el BHU, con la Agencia de Vivienda, o con las dos” la forma de complementarse operando en “segmentos distintos”, sin competir directamente.

Esos puntos ya fueron tratados con el Directorio del Hipotecario y con el Ministerio de Economía y Finanzas.


Nuevas tareas. Con la aprobación de la ley de reestructura que recibe trámite parlamentario, el BHU pasará a oficiar exclusivamente como “institución financiera especializada en el crédito hipotecario”. De esa forma, recaerá en manos de la Agencia de Viviendas la finalidad de “promover y facilitar” el acceso a la solución habitacional, y administrar activos provenientes de créditos a la vivienda cumpliendo directivas ministeriales.