Bancos recuperaron niveles de depósitos de enero pasado

Por segundo mes consecutivo el sistema financiero local creció en cantidad y calidad de depósitos, debido tanto a los depositantes residentes como de los no residentes.

De acuerdo a los datos aportados ayer por el Banco Central del Uruguay (BCU), los depósitos en moneda extranjera de depositantes residentes y no residentes registrados en noviembre de este año, crecieron un 2,03%.

Este fue el segundo mes consecutivo en que crecieron los depósitos totales del sistema financiero, ya que en setiembre sufrieron un retroceso de 0,11%.

Ese mes se cortó una racha de crecimiento de casi medio año –llegó a los cinco meses- iniciada en abril pasado, luego de que en marzo de este año se produjera una caída de 8,04% en los depósitos.

Con los niveles de noviembre último se llegó a los 7.836 millones de dólares, lo que superó en 0,4% los niveles de depósitos registrados en enero de este año cuando los mismos llegaron a los 7.803 millones de dólares.

De acuerdo a los datos oficiales, los depósitos de los no residentes aumentaron un 2,95%, mientras que los de los residentes se incrementaron un 1,67%.

Ese mes las colocaciones de los no residentes experimentaron un crecimiento porcentual superior a las de los residentes.

A fines de noviembre el 36% de los depósitos en moneda extranjera de residentes quedaron a plazo fijo, 18,8% a la vista, 32,9% en caja de ahorro y 12,3% en forma de certificados de depósito.

Expectativas

Estos datos resultaron un reaseguro para el gobierno, cuando las previsiones oficiales son de un año 2004 con mejores expectativas económicas y augurios de una menor presión fiscal.

Ayer el ministro de Economía, Isaac Alfie, confirmó la idea al señalar que la rebaja en la recaudación que el gobierno experimentará al dejar de percibir unos 20 millones de dólares por concepto del Impuesto a las Retribuciones Personales (IRP) que no se le aplicará a las pasividades, se obtendrán con mayores ingresos provenientes de la economía y con una optimización del gasto público.

El funcionario también señaló que para 2004 habrá una rebaja de los aportes patronales a la construcción, que permitirá a los trabajadores de ese sector percibir una mejora salarial, adelantando también que en enero habrá un aumento en jubilaciones y retribuciones de los funcionarios públicos.

Alfie señaló que el gobierno está dispuesto también a estudiar a lo largo de 2004, nuevas rebajas del IRP o de otros impuestos.

Señaló además que a partir del 1° de enero habrá una reducción de 10% de los aportes patronales al BPS en la construcción, lo que provocará el doble efecto de un aumento del 2,5% en la creación de nuevos puestos de trabaja para ese sector, como una disminución de 5% del costo de la mano de obra.

Aunque no definió la cantidad, confirmó que en enero habrá aumento de jubilaciones y salarios públicos.