Bancos vaticinan suba de tasas de interés en pesos

Para los depósitos en moneda nacional el 50% de los bancos espera una suba contra la otra mitad que prevé que se mantenga estable. Eso surge del Monitor Bancario de la consultora KPMG para el cuarto trimestre del año, en el que se revela que la suba en pesos para los créditos afectará más a la industria que al agro y el comercio. Los créditos al consumo y los hipotecarios, en tanto, se verán menos afectados.

El 50% de los consultados cree subirán las tasas para la industria mientras que el 37,5% cree que pasará los mismo con los créditos al agro y al comercio. Sólo la cuarta parte prevé que se elevarán para el consumo y 12,5% para los créditos hipotecarios, que han tenido un fuerte crecimiento en la demanda en el último año.

El reporte no vincula el alza de las tasas con la decisión del Banco Central (BCU) de elevar su tipo de referencia para las operaciones interbancarias a un día, que debe incidir en los rendimientos que piden por créditos o pagan los bancos.

Es más, el 100% de las instituciones consultadas consideró que la tasa de referencia del BCU para las operaciones interbancarias «no es suficiente para contener las presiones inflacionarias» lo que muestra a los bancos «reticentes a la bondades de la nueva política monetaria». Todos los consultados dijeron que el canal de crédito en moneda nacional «no es lo suficientemente ancho como para que la política monetaria basada en el manejo de las tasas de interés pueda tener impacto sobre el nivel de precios».

El paquete fiscal del gobierno para contener los precios y la consiguiente deflación en octubre pegaron en las expectativas de los bancos. Para el 50% la inflación será un poco más baja en el último trimestre y para el 12,5% mucho más baja. Sólo el 12,5% espera que sea un poco más alta.

más pesos. La evolución del tipo de cambio reciente -con una profundización de la caída del dólar- está teniendo efecto en la moneda en que toma depósitos o pide crédito.

Es así que la mitad de los bancos relevados espera que suban la demanda de créditos en moneda nacional mientras el 62,5% piensa lo mismo para los préstamos nominados en moneda extranjera. Se vería como más conveniente pedir en dólares en un contexto de baja de la divisa frente al peso en el que tienen los ingresos la mayoría de las familias y las empresas no exportadoras.

Al contrario en el caso de depósitos, donde el 62,5% de los bancos cree que aumentarán las solicitudes de depósitos en pesos contra el 25% que espera lo mismo en las colocaciones financieras en dólares.

más consumo. La mayoría de los bancos dijo que mantendrá «igual» su disposición a conceder créditos y que no habrá cambios en las condiciones que impone para otorgarlos. Donde habría más flexibilidad es en el caso de los préstamos al consumo, donde la cuarta parte de los bancos relevados considera aliviar las condiciones.

En el tercer trimestre del año el 50% de los bancos percibió un aumento «moderado» de la demanda de créditos al consumo y un 25% una suba «muy fuerte». El aumento mayor se dio en los créditos hipotecarios, que es el segmento en que los bancos tienen la más alta disposición a dar préstamos.

La preferencia de los bancos coloca en primer lugar a los créditos hipotecarios, en segundo las operaciones con tarjetas y luego los préstamos amortizables y para autos.