BID aprobó préstamo de US$ 250 millones para política social

El préstamo está destinado a «apoyar el desarrollo de una política social del gobierno orientada a reducir la pobreza y fortalecer a las instituciones del sector», explicó el BID, cuyo presidente Enrique Iglesias destacó la «seriedad de la conducción económica de las nuevas autoridades» del país.

Según el Banco, «el préstamo sectorial se desembolsará en dos tramos iguales para ayudar a financiar un programa social para aliviar la situación de la población más pobre, la más afectada por las crisis económicas de años recientes».

Tras recordar que Uruguay «ha estado tradicionalmente entre los países de América Latina con la menor incidencia de pobreza y los niveles más bajos de desigualdad», el BID subrayó que «las condiciones han empeorado (…), en especial los jóvenes, 49% de los cuales viven actualmente en pobreza».

«Los programas sociales y las instituciones deberán adaptarse para encarar los mayores niveles de pobreza de naturaleza crecientemente estructural que se han presentado en los últimos años», añadió.

«El programa coincide con la estrategia del BID para Uruguay de apoyar a las políticas gubernamentales para lograr el crecimiento sostenido y la estabilidad macroeconómica en un contexto de mayor equidad social», aseguró el Banco.

El programa contempla crear condiciones macroeconómicas estables y una estrategia de atención inmediata e integral a la población en estado de indigencia y exclusión, por medio del apoyo al Plan Nacional de Atención a la Emergencia Social (PANES) en ejecución, con acciones combinadas en las áreas de educación, salud, nutrición y mejoramiento del ingreso familiar.

El préstamo se otorga a un plazo de 20 años, con un período de gracia de cinco años, a una tasa de interés variable, añadió.

(AFP y EFE)