Bin Laden habló y amenazó, pero ofreció una tregua

Volvió Osama bin Laden. El líder de la red terrorista Al Qaeda habló otra vez y amenazó a Estados Unidos con más ataques, pero en un lapsus de bondad le ofreció una tregua. De acuerdo a una grabación que ayer transmitió la cadena de televisión Al Jazeera, Bin Laden aseguró que su fuerza de terroristas se encuentra preparando ofensivas en suelo estadounidense, aunque le “tendió un puente” al gobierno de Bush con la propuesta de reconstruir Irak y Afganistán.
Las declaraciones del mentor de los atentados del 11 de setiembre de 2001 a la Torres Gemelas de Nueva York y al Pentágono en Washington, llegaron dos días después de que Henry Crumpton, portavoz de la lucha contra el terrorismo de Estados Unidos, dijera que Bin Laden estaba vivo y que se encuentra en la zona fronteriza de Pakistán con Afganistán. En la misma zona donde el sábado pasado los estadounidenses bombardearon una aldea en búsqueda del número dos de Al Qaeda, causando la muerte de civiles. Del lugarteniente de Bin Laden, Ayman Al Zawahri, se supo que andaba en dicha zona, pero no se confirmó su deceso.


Están preparándose. La aparición de Bin Laden terminó con el silencio que se impuso el líder musulmán, que había suscitado todo tipo de interrogantes sobre su vida. El último mensaje de Bin Laden se conoció en diciembre de 2004.

La voz en la grabación, que un estudio de la CIA confirmó que era la de Bin Laden, señala que las medidas de seguridad impuestas en Estados Unidos no son la razón por la que no ocurrieron más ataques sino porque: “Ciertas operaciones necesitan preparativos, y ya ustedes lo verán”.

La cabeza del millonario saudita está valuada en US$ 25 millones, pero nadie hasta ahora logró dar con él. La red de protección del jefe de la red Al Qaeda surte efecto; el hombre sigue amenazando y burlándose del sistema de seguridad estadounidense. “La demora en operativos similares en Estados Unidos no ha sido porque no se puedan burlar vuestras medidas de seguridad. Las maniobras están sucediendo en Bagdad y ustedes las verán aquí, en su país… con el permiso de Dios”, dijo la voz. “En base a lo que he dicho, les conviene no luchar contra los musulmanes en las tierras de ellos”, añadió.

Bin Laden no tuvo reparos ni rubor para ofrecerle una tregua al, según él, enemigo número uno del Islam, y así contar con el tiempo necesario para reconstruir Irak y Afganistán, y no se pierda el dinero en guerras. “No tenemos problemas en ofrecerles una tregua que sea justa y de largo plazo… para que podamos construir a Irak y Afganistán… no nos avergüenza esta solución porque impide el derroche de miles de millones de dólares… a comerciantes de la guerra”, afirmó.

Bin Laden mencionó también los atentados perpetrados en “los principales países europeos de la coalición”, refiriéndose aparentemente a los ataques del pasado 7 de julio en Londres, pero no citó ninguna ciudad por su nombre.

Luego habló de los sondeos que muestran que una mayoría de la población estadounidense está a favor de la retirada de las tropas de Afganistán y de Irak, y añadió que su presidente, George W. Bush, no los toma en consideración.


Sin detalles. La grabación, fragmentada y de apenas unos minutos, no aportó las condiciones para la tregua. Al principio no resultó posible confirmar la autenticidad de la grabación, pero más tarde la CIA se encargó de ello, al asegurar que la voz pertenecía a Bin Laden.

Pasó más de un año desde el último mensaje de Bin Laden, el período más prolongado sin un video o una grabación del líder de Al Qaeda. La última grabación sonora presuntamente de Bin Laden fue transmitida en diciembre de 2004 por Al Jazeera. En esa oportunidad, apoyó a Abú Musab Al Zarqawi como líder de la red en Irak y pidió el boicot de las elecciones iraquíes.

El jefe de editores de Al Jazeera, Ahmed Al Sheik, no aclaró cuándo ni dónde fue recibida la grabación. Dijo que todo el video tenía una duración de 10 minutos. El canal transmitió lo que consideraba “valioso desde el punto de vista noticioso”. No indicó qué información contenía la parte de la grabación no difundida. Al Sheik manifestó que la grabación parecía haber sido hecha “recientemente”. (En base a AFP y AP)