Blancos negociaron con Atchugarry un respiro para cuentas de Rocha

Los senadores del Partido Nacional Jorge Larrañaga y Francisco Gallinal entablaron negociaciones con los ministros de Economía, Alejandro Atchugarry, y del Interior, Guillermo Stirling, buscando el doble objetivo de allanar la situación financiera de la Intendencia de Rocha y, a la vez, garantizar la vigencia de la institucionalidad en el departamento.

Los conductores de los sectores blancos Alianza Nacional y Correntada Wilsonista adelantaron a El País que la salida manejada, sin embargo, no pasa por otorgar una línea de crédito al gobierno departamental. Ambos anunciaron que el lunes informarán sobre sus gestiones en el ámbito del Directorio blanco.

De acuerdo con lo conversado con Atchugarry, se logró un principio de acuerdo que permitirá arbitrar para el departamento de Rocha la posibilidad de facilitar el cumplimiento de las obligaciones adeudadas por la comuna con el Estado, en particular con los organismos de recaudación con el Banco de Previsión Social (BPS) y la Dirección General Impositiva (DGI), lo que creen que actuará como «puente» para ayudar a salir al departamento de la crisis en que se encuentra porque le podría dar «un respiro» a las autoridades gubernamentales y «certeza» en el futuro.

También, estas bases comprenden el compromiso con las autoridades del departamento para llevar adelante acciones de disciplina fiscal complementarias con las facilidades referidas. Dijeron al ministro que en los últimos tiempos la comuna ha enviado a la Junta Departamental las tres últimas rendiciones de cuentas más una ampliación presupuestal que consiste en una reestructura administrativa que tiene el apoyo de la Oficina Nacional del Servicio Civil.

Los senadores hablaron con Atchugarry sobre la necesidad de generar instancias de acercamiento entre el intendente Riet Correa y los miembros de la Junta Departamental, dado que algunas de las soluciones necesitan la aprobación de ese órgano como legislativo comunal.

Coincidieron con el ministro, a su vez, en que no es conveniente pensar en aprobar una línea de crédito para Rocha porque se trata de un momento en que otras intendencias también atraviesan por situaciones comprometidas en ese aspecto.

En el caso de la reunión con el ministro Stirling, los senadores blancos plantearon su preocupación por la defensa de la institucionalidad a raíz de lo sucedido en el departamento de Rocha con motivo del conflicto que mantiene con parte de sus empleados. Según los senadores, la intendencia «está jaqueada por el Pit-Cnt» que ha hecho «un desembarco intencional en Rocha».

Plantearon a Stirling que hay que defender la institucionalidad en el departamento y exhortaron a los Poderes del Estado a actuar y prevenir problemas mayores que pueden llegar a producirse si este problema continúa creciendo.

APOYO. Mientras, el intendente de Rocha, Irineu Riet Correa, aseguró ayer que recibió el respaldo del jefe comunal de Montevideo, Mariano Arana, del vicepresidente del Encuentro Progresista, Rodolfo Nin Novoa y de todos los intentes colorados; y que además ha recibido la solidaridad del propio presidente Jorge Batlle. Al ser entrevistado en Setiembre FM-Carve, Riet Correa negó que esté solo y sin el respaldo de ningún sector político.

Sostuvo que tiene el respaldo de su sector Manos a la Obra y de los senadores blancos Jorge Larrañaga (Alianza Nacional) y Francisco Gallinal (Correntada Wilsonista).

Riet dijo además que ha recibido llamadas «periódicas del intendente Arana», del senador Nin Novoa y de dirigentes de su grupo y que lo respaldan «todos los intendentes colorados, sin excepción».

BCU pidió reformulación de cheques

El directorio del BCU advirtió ayer al asesor de la oficina de Desarrollo de la intendencia de Rocha, Wilson Riet, que la comuna debe reformular los denominados «cheques» compensatorios que prevé emitir estableciendo que no serán transmisibles, que no podrán utilizarse para pagar deudas vigentes, que son instrumentos de compensación y no medios de pago y que su uso estará limitado en el tiempo, informó a El País el presidente de la institución Julio de Brun.

El BCU enviará sus «sugerencias» a la intendencia y le señalará que los papeles que se emitan no podrán «financiar erogaciones futuras» de la comuna rochense, agregó de Brun.

«El objetivo inicial de la intendencia de limpiar los créditos no nos parece mal. Hay que mantener el espíritu de que esto sería un instrumento de compensación», explicó de Brun. Agregó que además se le dijo a Riet que los instrumentos no pueden denominarse «cheques» y que un análisis preliminar de los servicios técnicos del BCU establece que como están concebidos los papeles constituyen «deuda pública municipal» y requieren la anuencia parlamentaria que establece el artículo 301 de la Constitución. Según Riet, el BCU no tiene intención de impedir la puesta en funcionamiento de los cheques y es proclive a asegurar su aplicabilidad.

Riet dispuso reintegro de 200 ya despedidos

ROCHA | EDUARDO GONZaLEZ

El intendente de este departamento, Irineu Riet Correa, decidió reincorporar a 200 de los 475 funcionarios que habían quedado cesantes, mientras fuentes del municipio y del sindicato dijeron ayer que las partes podrían haber arribado a una fórmula de solución para el ya dilatado conflicto.

La portadora del mensaje fue la dirigente blanca, Mabel Hernández, perteneciente al sector de Néstor Moreira Graña, pero la propuesta se mantenía en absoluta reserva.

El tesorero del sindicato municipal, Bernardino Barreiro, no negó el encuentro con la dirigente blanca, pero advirtió que las últimas declaraciones públicas de Riet Correa «no están ayudando».

Paralelamente, también el sacerdote Francisco Gordalina, continúa oficiando como mediador y obtuvo respuesta favorable por parte de ciudadanos pertenecientes a diversos sectores de la sociedad, quienes se mostraron interesados en poder apoyar una instancia de diálogo. No obstante, Gordalina dijo que por el momento no estaba en condiciones de informar sobre las negociaciones.

Por otro lado, ayer se registró una convocatoria por parte del presidente de la Corporación Rochense de Turismo, Juan Calvo, a personalidades del medio con el fin de obtener aportes por encima de sectores políticos que permitan destrabar el complejo panorama de la crisis local.

«Se trata de una invitación a personas que generalmente se encuentran al margen de las discusiones y aspiramos a que se involucren positivamente», explicó Calvo.

Entretanto, se espera la presencia de una delegación del Frente Amplio, la que se entrevistará con los municipales movilizados, con el sacerdote, el centro comercial, la sociedad agropecuaria, la Junta y finalmente con el intendente Riet Correa.

A su vez, se supo que la departamental nacionalista ha solicitado una entrevista al Directorio blanco y a la Mesa nacional de ediles, estando su presidenta Blanco Repetto, como encargada de establecer las mencionadas gestiones.

En relación al sindicato, en la pasada jornada realizó una nueva manifestación en las puertas del edificio central solicitándole la renuncia al titular de la comuna.