Bloqueo del puente con caravana de autos y medidas sorpresivas

Pancartas y carteles con leyendas en rechazo a las papeleras secundaron la marcha que provocó “demoras” en el tránsito, en momentos en que miles de turistas argentinos viajan hacia Uruguay por las vacaciones del verano.

Según Javier Villanueva, integrante de la asamblea ambientalista local, la convocatoria a la caravana tuvo como objetivo “mantener durante todo el fin de semana la atención sobre el objetivo central del reclamo, que es que no se instalen las plantas”.

Manifestantes consultados por El País indicaron que además de la caravana que se realizó ayer, en los próximos días se definirán nuevos cortes, algunos “sorpresivos” y otros para los fines de semana donde se produce el mayor recambio de turistas.

A la medianoche del sábado 14, unos 200 ambientalistas dieron inicio a una asamblea para resolver hasta cuándo continuaría el corte en el kilómetro 28 de la ruta 136, que une Gualeguaychú con Fray Bentos.

A esa altura, la presencia de público había disminuido con relación a horas anteriores. Alrededor de la ruta, algunos permanecían en carpas, iluminados por fogatas y algunos focos, escuchando el clásico del fútbol argentino, en el que ese momento Boca iba superando a River.

“El objetivo del corte está logrado al llegar a este con determinada cantidad de gente”, expresó uno de los primeros en tomar la palabra. Los demás aplaudieron.

“Si la mayoría está de acuerdo, vamos a salir ordenadamente ahora” propuso. Algunos lo respaldaron, otros propusieron nuevas alternativas.

“Levantemos ahora y volvemos de nuevo a las 10 de la mañana”, dijo. También fue aplaudido.

“No, levantemos otro y mañana hacemos una caravana sorpresa a las 15 horas para taponear la ruta”, planteó. Como sucedió con los anteriores, su idea también fue respaldada. A esa altura, parecía que cualquier sugerencia dejaba conforme a los integrantes de la Asamblea Ambientalista de Gualeguaychú.

Pero ahí un manifestante planteó lo que consideraba un inconveniente. Los domingos no hay “programas periodísticos”, y por lo tanto una medida de ese tipo no tendría el impacto mediático esperado. “No importa, salen el lunes”, le dijo otro para tranquilizarlo.

Un ambientalista hizo una nueva propuesta: dejar sin efecto el corte a esa hora e iniciar una caravana a las 16 horas del domingo, desde Gualeguaychú hasta el puente San Martín, que une esa localidad argentina con Fray Bentos.

La asamblea dispuso entonces una votación. Según estimaciones realizadas por algunos, la “mayoría” resolvió levantar el corte y llevar adelante la caravana que tuvo lugar ayer domingo 15 a las 16 horas desde Gualeguaychú hasta Fray Bentos.

La decisión de la asamblea no llevó más de 10 minutos. Así que una vez finalizada, los ambientalistas comenzaron a prepararse para retornar a sus hogares.

EL RAP. “Acabamos de cumplir 30 horas (de corte). La gente de Gualeguaychú se merece un aplauso”, exclamó alguien por el parlante. Y así fue. A continuación, comenzó a sonar una canción, que los ambientalistas identifican, con ironía, como “el rap de las papeleras”.

La letra de ese “rap”, consiste en pocas palabras que se reiteran varias veces. “Gualeguaychú no va a aflojar, Uruguay tampoco. Aire limpio, agua limpia, no a las papeleras”. Para los ambientalistas, se ha convertido casi en un himno. No hubo quien no lo entonara en algún momento.

Lo primero que se hizo al resolver el fin de la movilización fue retirar con un tractor una gran zorra que dividía la ruta en dos. Rápidamente, los manifestantes levantaron campamento. Guardaron todo en sus vehículos, y algunos se encargaron de levantar residuos tirados al costado de la ruta, en particular envases plásticos reciclables.

Mientras tanto, se comunicó a los efectivos de Gendarmería la medida, que la fueron a transmitir a los ansiosos turistas que esperaban desde la mañana poder cruzar, y a los camioneros que resignados aguardaban el momento para llegar a Fray Bentos.

APLAUSOS. A menos de 20 minutos de finalizada la asamblea, y con el “rap” sonando a todo volumen en los parlantes, los gendarmes se ubicaron en la mitad de la ruta y empezó la circulación de vehículos.

Los primeros en hacerlo fueron los camiones que aguardaban llegar a Fray Bentos, en su mayoría uruguayos.

Los ambientalistas, ubicados al costado de la ruta, coreaban la canción, bailaban, y saludaban a los vehículos con banderas argentinas, como si se tratara de una caravana.

Algunos tocaban las potentes bocinas y saludaban. Hubo quienes fueron retribuidos con el saludo, pero tampoco faltaron las críticas a los uruguayos por la posición del gobierno del presidente Tabaré Vázquez a la instalación de las plantas de Botnia y Ence en Fray Bentos.

También autos argentinos cargados de equipaje fueron cuestionados, ya que sus conductores optaban por balnearios uruguayos para pasar sus vacaciones.

Después de 10 minutos, llegó el turno de los que aguardaban del otro lado de la ruta para pasar a Gualeguaychú. Alrededor de una decena de camioneros argentinos, que desde el día anterior esperaban paso, fueron aplaudidos.

No corrieron la misma suerte los pocos turistas que todavía estaban en el lugar. Es que hasta ese momento habían tenido varias discusiones con los ambientalistas, así que muchos emprendieron su retorno abucheados.