Bolsas vuelven a caer, y analistas creen que puede frenarse ingreso de capitales

La plaza financiera uruguaya todavía está a cubierto de los vaivenes de los principales mercados bursátiles del mundo, aunque algunos especialistas no descartan eventuales consecuencias si los mercados continúan operando en baja.
Una de las principales derivaciones que puede ocasionar la caída de las bolsas en cadena es la retracción del flujo de capitales hacia los países emergentes, entre ellos Uruguay, indicaron.

Sin embargo, hay quienes alegan que todavía es prematuro realizar un pronóstico y que resulta conveniente esperar hasta saber si se mantienen los niveles de volatilidad en los mercados.

El asesor financiero y ex presidente de Banco Central, Juan Carlos Protasi, dijo a El Observador que la inestabilidad bursátil, de mantenerse, puede llegar a “frenar” el flujo de capitales hacia los mercados emergentes, entre ellos Uruguay.

Además, citando recientes declaraciones del ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, dijo que Estados Unidos tiene una “posibilidad real” de entrar en recesión este año.

Por lo tanto, indicó Protasi, ello “golpearᔠa las principales economías de Asia, como China e India, pero también a las de los países latinoamericanos, como Uruguay. “Si es una cosa transitoria no hay que tener temor, pero si esto continúa nos va a terminar golpeando”, apuntó.

En su opinión, el mayor impacto puede estar dado en el crecimiento, ya que si la situación persiste puede verse afectada toda la economía mundial.

En tanto, el ex presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo, Carlos Perera, señaló que cuando ocurren este tipo de situaciones los inversores buscan salir de los activos de renta variable (acciones) y buscan “refugio” en activos de renta fija, como por ejemplo los títulos de deuda soberana.


Nueva caída. Precisamente, ayer se registró una nueva jornada de caídas en cadena, tal cual había ocurrido la semana pasada, la peor de los últimos años en los principales mercados del mundo.

Por ejemplo, la Bolsa de Nueva York –Wall Strett– cerró con una leve caída , en una jornada caracterizada por la elevada volatilidad que siguió al nuevo avance del yen, el retroceso del precio internacional del petróleo y los decepcionantes datos sobre la marcha del sector servicios.

El índice Dow Jones, que marca la evolución de las acciones líderes, perdió 63,69 puntos, equivalentes a una baja de 0,53%.

Esa inquietud financiera fue catapultada por el salto del yen a su mayor cotización en tres meses ante el dólar, a causa del remate de inversiones de alto rendimiento financiadas con dinero prestado a bajas tasas de interés en Japón.

Distintos analistas consideraron que una declinación en ese mercado, dominado por el yen, podría reducir la liquidez mundial.

Los nuevos descensos en los mercados de Nueva York y Japón –el más grande Asia, que perdió 3,34%– invitaron a la cautela inversora en las plazas financieras del sudeste asiático. En Singapur, la caída fue de 3,13%, en Indonesia 3,48%, en Filipinas fue de 4,54%, en Malasia de 4,64%, mientras que la baja en Corea del Sur y Hong Kong alcanzó a 2,7% y 4%, respectivamente . En China, que el martes pasado originó la debacle con una pérdida de 9%, la caída fue de 1,6%.

La inquietud de los mercados se trasladó a Europa, donde las principales Bolsas también cerraron en baja. En Londres, la Bolsa perdió 1,6%, en Francia lo hizo 1,7% y en Alemania cedió 2,1%. (Redacción en base a Bloomberg, EFE, AP, AFP y EFE)