Bomberos: fue un domingo desastroso

Tenemos el fuego alrededor, estamos preparando toda para salir», dijo Silvia Koller, que vive en el complejo turístico de Paraíso Suizo en el kilómetro 77,500 de la ruta Interbalnearia. Eran las 6 de la tarde de ayer. La casa de Koller y su familia está sobre la costa. Algunos cientos de metros hacia el Norte, bomberos de Jaureguiberry, Parque del Plata y Montevideo combatían el incendio con la ayuda de dos helicópteros de la Fuerza Aérea. El siniestro, en zonas de campo y montes, comenzó sobre la hora 14 y según diversos testimonios fueron varios focos distintos. Cuatro casas fueron afectadas por el fuego, informó Jorge Roqueta, portavoz de la Dirección Nacional de Bomberos.

«Esto fue un desastre», dijo Roqueta a El País sobre la hora 21. En ese momento todavía había focos importantes ardiendo a la altura de los kilómetros 77 y 78 de la Interbalnearia, así como en Salinas. La situación general fue definida como «complicada, aunque tendiendo a controlarse».

Los bomberos reconocen indicios de intencionalidad en varios de los siniestros del fin de semana. «Presentan focos individuales y aislados, lo que no es normal», precisó Roqueta. De todos modos, las investigaciones sobre el origen de los incendios se hacen después de apagarlos, «pero con la disponibilidad de personal que tenemos y la gravedad de la situación no nos da ni para terminar esa parte», asumió el portavoz de Bomberos.

A partir del mediodía, las dotaciones de los 16 destacamentos de Montevideo y Canelones y el Cuartel Centenario estuvieron en la calle en forma casi permanente. «Fue un día demasiado complicado, superó nuestras previsiones; reiteramos a la gente que recién estamos en noviembre y que es necesario respetar las reglamentaciones», dijo Roqueta.

La Intendencia de Canelones advirtió que multará a los propietarios de los terrenos sucios de maleza, pinocha y ramas que constituyan un peligro de incendio.

Koller y su familia finalmente no abandonaron su casa pero decenas de personas fueron evacuadas en Paraíso Suizo y en Jaureguiberry. «A las 17, que fue la hora pico del problema, el fuego era violento y se movía muy rápido asi que se decidió evacuar algunas viviendas», indicó el portavoz de Bomberos.

En la Ruta Interbalnearia el tránsito estuvo interrumpido durante buena parte de la tarde. El tráfico se canalizó por las rutas 8 y 9. Por momentos la visibilidad era nula debido a la intensa humareda producida por los incendios en ambos lados de la ruta.

A última hora de ayer se había normalizado el tránsito en la senda hacia Montevideo, informó Policía Caminera. En la otra senda, hacia el este, se cortaba el tránsito periódicamente porque los helicópteros estaban usando la ruta para aterrizar.

SALINAS. En Salinas, mientras tanto, el incendio del sábado se reavivó ayer. Más de 20 hectáreas de campo sobre la ruta 87 fueron consumidas por el siniestro. Aunque estaba controlado en horas de la tarde, corría el peligro de que la situación cambiara por la modificación de la dirección de los vientos. Entre los vecinos de Salinas Norte había temor, ya que un monte contiguo corría peligro de incendiarse. El monte termina en la escuela local número 262 de la calle Achiras. En esa calle viven unas 100 familias. «Si agarra el monte estamos fritos», dijo Miguel Angel, uno de los residentes de la zona.

El segundo foco importante en Salinas Norte, en la calle Solís, se encontraba cerca de la usina de OSE en la Laguna del Cisne y frente a una arenera.

En San Jacinto (Canelones), a la altura del kilómetro 42 de la ruta 7, también hubo ayer un incendio de campo que obligó al desvío del tránsito.