Bonilla se queda pese a que Diputados le pidió la renuncia

La moción fue votada por el Encuentro Progresista, los blancos y el Partido Independiente

Tengo el apoyo del Partido Colorado y del presidente (Jorge Batlle) y mientras eso ocurra aquí va a estar Bonilla hasta que le toque irse”, dijo anoche el ministro de Salud Pública, Conrado Bonilla tras terminar la interpelación a la que fue sometido. Minutos antes el Encuentro Progresista, el Partido Nacional y el Partido Independiente votaron –50 contra 19– una moción que declaró insatisfactorias sus explicaciones y le solicitó la renuncia. La interpelación a Bonilla transcurrió ayer entre la dureza de los planteos y las alusiones al año electoral, con largas explicaciones sobre la bacteria meticilino resistente comunitaria.
Antes que Bonilla iniciara su exposición, el diputado quincista Daniel García Pintos se descargó contra Luis Gallo al señalar que su suplente, era su propio –Luis Gallo (h)– es médico de Salud Pública y suplente en la Cámara de Diputados, una condición señalada como incompatible según las normas.

Añadió que la bacteria “ha mutado porque es año electoral y ahora es bacteria política” y enumeró los ataques que recibió Bonilla desde el Hospital de Clínicas y el Sindicato Médico.

“A los efectos de interpelar y de levantar lanza se necesita autoridad moral (…) No está bien atacar a otras personas cuando en la casa propia tenemos una situación de esa naturaleza”, sentenció García Pintos.

El diputado Jorge Orrico (EP) salió al cruce del legislador quincista y le dijo que su planteo no tenía nada que ver con la razón de la interpelación. “Si hablamos de microbios, este tema es microbiano y fuera de lugar”, aseveró. Exhortó volver al tema.

El interpelante, Luis Gallo señaló en su exposición que el Ministerio de Salud Pública, “a pesar de ser advertido en ámbitos académicos” sobre la existencia de esta bacteria desde hacía tiempo, no fue hasta febrero que avisó de su presencia, por lo que fracasó el programa de epidemiología. Gallo aseveró que hubo evidencia de la bacteria desde 2001, e hizo un repaso de distintos trabajos académicos donde participaron médicos uruguayos que exponen sobre la bacteria y la cantidad de infectados.

Gallo también cuestionó las contrataciones realizadas a través de las comisiones de apoyo porque “se privilegia indebidamente a sus funcionarios” lo que “aumenta la responsabilidad política del ministro”. También preguntó por los funcionarios de alta prioridad que mantienen sus contratos en la actividad privada y mencionó a Leonardo Risi y otros siete funcionarios.


“Nadie denunció nada”. En su turno, Bonilla dijo que aguantaría el embate político y explicó que desde 2002 la OMS advertía de la existencia de problemas serios en materia de bacterias. Dijo que el MSP sacó una ordenanza para que se notificaran los casos fuera de lo normal e insistió en señalar que hubo prevención en cárceles y sanatorios.

Dijo que en 2003 se realizaron jornadas orientadas a los médicos para identificar afecciones con este tipo de bacterias y preguntó por qué los médicos no notificaron los casos de afecciones con la bacteria resistente.

“Todo se mantuvo en un círculo estrecho de académicos”, indicó. Añadió que muchos especialistas no vieron elementos para una alarma generalizado. Bonilla indicó que muchos de los casos del año pasado no pueden ser atribuidos a esta cepa, por lo que hay 7 muertos y 1460 afectados, lo que indica que la bacteria tiene una mortalidad del 4 por mil.

Leyó un mail de un especialista japones que está estudiando la cepa que recibió ayer, donde el médico le indica que recién terminaron de caracterizar la cepa uruguaya. Elogia los planes de contingencia y advierte que puede estar en otros países del continente.

“Ocultando errores no se va a ningún lado. El prestigio de la profesión e instituciones sólo se mantiene siendo serio y responsable”, aseveró. “No hemos sido lerdos ni irresponsables, sin perjuicio de que pudo haber responsabilidades personales”, advirtió.

La diputada Beatriz Argimón dijo que no le creía ni al ministro ni a su equipo. El forista Ronald Pais dijo que el Sindicato Médico no colaboró en el tema como se esperaba.