Bono Global 2006

Computando la valorización de dicho bono en el mercado secundario desde su emisión original y el interés corrido, que arrojan un precio con cupón corrido de 108.686, y la valorización de la Unidad Indexada medida en dólares, los ingresos para el país resultantes de esta emisión ascienden a aproximadamente 100 millones de dólares.

Al igual que la emisión original, los demandantes de esta ampliación fueron mayoritariamente fondos de inversión estadounidenses y europeos (20% y 45% respectivamente), aunque la participación de inversores institucionales uruguayos fue mayor que en la primera oportunidad (35% contra 8%).

Esto muestra que si bien se mantiene el interés de los inversores internacionales por activos denominados en monedas de los mercados emergentes, el interés de los inversores uruguayos en estos instrumentos ha crecido en términos relativos desde el lanzamiento del Bono Global 2006. Se cumple así uno de los objetivos de aquella emisión, que era servir como catalizador de un nuevo instrumento financiero en la plaza uruguaya.