Bonomi: Habría cláusulas de ‘desenganche’ para empresas con problemas en Consejos de Salarios.

Desde el PIT-CNT, el dirigente Marcelo Abdala rechazó esa posibilidad con el argumento de que si las empresas no pueden pagar los pisos salariales que se dispongan es porque no son viables.


A pocos días de definirse los grupos de negociación, el ministro Bonomi dijo a LA REPUBLICA que «se pueden establecer en el Consejo de Salarios cláusulas de desenganche que atiendan diferentes situaciones».

«Es bastante claro que empresas de distinto porte e ingresos no pueden atender de igual manera un laudo. Cuando eso suceda se puede establecer, por acuerdo de partes, cláusulas de desenganche», dijo Bonomi consultado sobre la posibilidad de que algunas empresas manifiesten su imposibilidad de atenerse a los laudos de los Consejos de Salarios.

Bonomi no supo precisar cómo se operaría para definir qué empresas podrían acogerse a esa cláusula, pero aseguró que podría hacerse por acuerdo de partes.

Según el ministro, la posibilidad planteada ha sido manifestada a empresarios y trabajadores.

Sin embargo, el dirigente sindical Marcelo Abdala dijo que «nunca se trató eso con el PIT-CNT» en las reuniones de trabajo que se han mantenido hasta el momento.

Abdala rechazó que los Consejos de Salarios puedan contemplar esa excepcionalidad.

«Eso no existe. Si hay diferencias entre empresas grandes y chicas, el desenganche tiene que ser hacia arriba», reaccionó Abdala.

Puntualizó que, dada la escasa incidencia de los salarios en los presupuestos de las empresas, si alguna manifiesta no poder cumplir es porque simplemente no es viable.

«Si quieren discutir costos, hablemos del costo del capital, concretamente de las tasas de interés, y no de los salarios de los trabajadores», advirtió.

Por su parte, el secretario general de la central de trabajadores, Juan Castillo, recordó que el movimiento sindical siempre se ha manejado con cintura en la negociación, pero insistió en la necesidad de que los empresarios «pongan arriba de la mesa toda la información, todos sus libros».



Grupos
Por otra parte, Bonomi dijo estar dispuesto a ampliar la cantidad de grupos de negociación, como han reclamado representantes de los empresarios, siempre que ello tenga «lógica».

«Lo que nosotros estamos planteando es la negociación por rama, que implica grupos. Dentro de los grupos se pueden establecer subgrupos donde cada uno responde a una rama de actividad. Si los 25 grupos que proponen los empresarios tienen lógica, se puede arreglar», precisó.

Recordó que «el PIT-CNT planteaba inicialmente más de veinte grupos».

El plazo para definir los grupos vence el 18 de abril, aunque Bonomi dejó abierta la posibilidad de que se extienda unos días más. *