Bonomi presenta proyecto oficial en el consejo de ministros

El texto de la norma, que regula las ocupaciones, será dado a conocer este jueves a empresarios y trabajadores


El ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, informará hoy «oficialmente» en el consejo de ministros todos los detalles del proyecto de ley sobre prevención y solución de conflictos colectivos, donde se promueven instancias de negociación antes de adoptar medidas y se fijan reglas para los sindicatos a la hora de realizar ocupaciones.

Bonomi también explicará en la reunión que entre hoy y mañana habrá una instancia con los legisladores del Frente Amplio que integran las comisiones laborales. Allí se realizarán «ajustes de redacción» al texto, pero no «de contenido», dijo el ministro a El País.

El gobierno presentará la iniciativa este jueves a las cámaras empresariales, el Pit-Cnt y los legisladores de todos los partidos El acto se realizará a las 14.00 horas en la sala 17 del anexo del Palacio Legislativo. Después de esta instancia, el Ministerio de Trabajo prevé escuchar la opinión del sector empleador y sindical sobre el tema, y luego comenzará el proceso legislativo.

El proyecto habilita a recurrir a la mediación de la Dirección Nacional de Trabajo o del consejo de salarios del sector frente a un conflicto.

Los empleadores deben dar información «pertinente y veraz» sobre cualquier reestructura o reducción de personal que piensen llevar a cabo.

El proyecto indica que las ocupaciones deben ser pacíficas, y que los gremios están obligados a adoptar medidas para prevenir daños en bienes y actos de violencia. Los ocupantes no podrán asumir el funcionamiento de la empresa, salvo que el dueño haya abandonado la explotación.

Las empresas podrán solicitar la desocupación si hay un incumplimiento sindical, lo cual se dilucidará ante la justicia laboral. Pero si es la empresa la que incumple una norma, podrá recibir multas y hasta clausuras.

El Ministerio de Trabajo tiene la facultad de «intimar» a la desocupación de un lugar de trabajo con un plazo perentorio de 24 horas si la ocupación «pone en riesgo la vida, seguridad o salud de la población» o «afecta seriamente el orden público». En caso de que no se haya producido la desocupación en el plazo previsto, se solicitará al Ministerio del Interior el desalojo de los ocupantes.