Bonomi se reunirá con la Cámara de Comercio

Si bien el gobierno entiende que el retiro de los consejos de salarios adoptado por la Cámara de Comercio constituye una decisión «equivocada», el director nacional de Trabajo Julio Baraibar dijo a El País que «es mucho mejor» que se llegue a acuerdos en forma tripartita y que el Poder Ejecutivo no acuerde solo con los trabajadores.

«Nosotros queremos que la Cámara de Comercio vuelva. Por supuesto que los consejos de salarios pueden resolver igual si alguna de las partes no participa», afirmó Baraibar, que opina que la decisión de la gremial perjudica a los propios asociados de la cámara.

La Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) planteó a la Cámara de Comercio que retome las negociaciones con la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines (Untmra), y reclamó lo propio a los propietarios de la estación de servicio y los trabajadores que ocupan el local desde la semana pasada.

El desalojo de la estación —una de las condiciones que puso la cámara para retomar las negociaciones— forma parte de la propuesta oficial, al igual que el reintegro del trabajador despedido.

Las partes aún no han contestado. Sin embargo, para hoy está prevista una instancia de negociación en el Ministerio de Trabajo a partir de la propuesta de la cartera. Y mañana habrá una entrevista de las autoridades de la cámara con Baraibar y el ministro de Trabajo Eduardo Bonomi, a pedido de la representación empresarial.

El Poder Ejecutivo pretende conocer allí la posición patronal. «Vamos a conversar, intercambiar ideas. Y les explicaremos por qué tomamos esta medida (retiro de las negociaciones), y cómo podemos seguir adelante», dijo a El País el presidente de la gremial, José Luis Puig.

La posibilidad de que la cámara vuelva a negociar será tratada en el encuentro y la decisión podrá adoptarse en función de lo que allí se hable, dijo Puig.

CHOQUE. Baráibar afirmó que la gestión del gobierno lleva como objetivo que se instale una negociación, desocupación mediante. «La idea es arrancar a hablar y ver qué es lo mejor que pueden acordar. Sucede que no es fácil, porque cada uno está parado en su cuchilla y de ahí no los baja nadie», dijo el jerarca en referencia a las diferencias entre los propietarios y los trabajadores de la estación ESSO.

«A veces cuando la gente no quiere negociar, lamentablemente necesita pegarse primero unos buenos palos», analizó. Agregó que actualmente las relaciones están cortadas, aunque valoró que la cámara y el Untmra quieren negociar.

«Es evidente que hemos trabajado mucho en los consejos de salarios y nuestro deseo es poder culminar una tarea que fue muy ardua. El Poder Ejecutivo también está muy interesado en que podamos volver a la negociación y llegar a acuerdo, sobre todo porque tenemos muchos preacuerdos avanzados», dijo una fuente de la Cámara de Comercio. La gremial representa a 13.000 empresas en todo el país y participa en 42 subgrupos de los consejos de salarios, de los más de 80 que se han instalado. En un 57% de los subgrupos en los que participa ya existe preacuerdo, mientras que un 33% está negociando, un 7% está por abrir la negociación, y el 2% restante no ha logrado avances, según información proporcionada por la propia patronal.

ARTIGAS. En tanto, los consejos de salarios llegarán hoy al interior del país por segunda vez, cuando el grupo de la minería sesione desde las 9.00 en la ciudad de Artigas.

La experiencia contará con la presencia de Bonomi y Baráibar. El consejo de la industria frigorífica se reunió hace dos semanas en Tacuarembó, y en esa oportunidad se alcanzó un preacuerdo entre las partes.

Aunque aún no se ha fijado la fecha, hay otras reuniones previstas: la instalación del consejo de salarios del arroz en Treinta y Tres, y el de la granja en Salto, así como la reunión de la hotelería en Colonia.