Botnia anuncia hoy su puesta en funcionamiento en octubre

Dentro de dos años y siete meses las dos polémicas plantas funcionarán a pleno, dando el puntapié inicial a un Uruguay del siglo XXI que gradualmente se aleja de la tradición agro-ganadera para encaminarse a la industrialización.

Botnia anunciará hoy su “secuencia de pruebas” y la fecha exacta de funcionamiento. La mayoría de sus 4.300 trabajadores tienen contrato a término para el 30 de setiembre, ya que el 85% de la obra civil y el 45% de las tareas de montaje terminaron. Cuando llegue octubre, menos de cien trabajadores especializados quedarán a cargo del funcionamiento de la planta de Fray Bentos, que apunta a mantener su economía con el desarrollo de microempresas relacionadas con su actividad.

En Conchillas, la inminente instalación de Ence llena de actividad la tranquila localidad coloniense. Hace dos semanas, la empresa entregó al Ministerio de Vivienda (Mvotma) un cronograma de obras que incluye cuatro pilares: caminería, construcción de una zona franca, instalación de un puerto y la propia planta de celulosa. El subsecretario del Mvotma, Jaime Igorra, indicó a Ultimas Noticias que la empresa “asumirá todos los costos correspondientes pero gran parte de las rutas que usarán corresponde a la red nacional, por lo que el Estado deberá hacerse cargo”.

Si bien tanto el plan de obras como la localización de Ence permanecen a estudio del Mvotma, la empresa confía en obtener resultados al punto de informar la fecha de comienzo de sus trabajos. Igorra apuntó que en este caso se utilizará un sistema de trabajo “igual al que aplicamos con excelentes resultados en Botnia: se requerirá un estudio de impacto ambiental para cada etapa de la obra, lo que nos permite contar con muchas más garantías que si diéramos una aprobación total”.

“Piratas finlandeses”
Con la consigna “Prueba hidráulica contra los piratas finlandeses”, cientos de asambleístas se dieron cita ayer en el balneario entrerriano de Ñandubaysal y desfilaron en embarcaciones frente a la planta de Botnia, para culminar con la lectura de una declaración donde advirtieron que la empresa “nunca va a funcionar” y denunciaron lo que consideran inacción del gobierno argentino. El documento acusa al gobierno argentino de ser “responsable de salir al cruce de declaraciones petardistas de los cipayos de Finlandia. Serán ellos los encargados de frenar la agresión antes de que se produzca. Nuevamente nos vemos obligados a retomar el derecho a defender la soberanía que los que nos representan parecen no asumir”.

Ayer pidieron a su gobierno que realice un relevamiento sobre el estado de salud de la población de Gualeguaychú, que creen se deteriorará cuando la empresa esté en funcionamiento.