Botnia exhibió ayer indicadores ambientales mejores al límite

Casi 2.600 toneladas de celulosa salen a diario rumbo al puerto de Nueva Palmira informaron ayer directivos de la empresa en una recorrida con periodistas de distintos medios de Montevideo, paralela a otra visita de periodistas del interior.

El gerente de planta, el finlandés Sami Saarela, no ocultó su entusiasmo al referirse al «extremadamente exitoso» arranque de la fábrica y al nivel de producción que se logró en tan poco tiempo.

Por su parte, el gerente de producción, Eugenio García, destacó que ambientalmente la planta ha tenido un buen desempeño, tanto en el volumen de vertido por tonelada de producción como por la calidad del agua que se devuelve al río luego de los tratamientos.

El responsable del monitoreo ambiental, Gervasio González, aseguró que ninguna planta de celulosa en el mundo tiene parámetros de exigencia tan altos. Los controles son realizados por una empresa tercerizada, hay controles propios y están los que realiza la Dinama.

En los efluentes, la Demanda química de oxígenos (DQO) permitida es de 56.000 miligramos por litro y los promedios han indicado 7.470. Y la Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO) se ha ubicado en un índice de 1.232 cuando el límite permitido es de 2.600.

El responsable de Medio Ambiente de Botnia, Gervasio González, explicó que para el mismo río Uruguay, la provincia de Entre Ríos autoriza un vertido de DBO de 250 miligramos por litro; la exigencia en Uruguay es de 60 y la de Botnia se sitúa al día de hoy por debajo de 20 miligramos por litro.

Trabajo. La limpieza y pulcritud de todo el lugar es tan evidente como la majestuosidad de sus tanques y maquinarias. El comedor de Botnia parece el de una lujosa plaza de comidas de un centro comercial, excepto porque no hay el bullicio de shopping. Todos comen en silencio. A la hora del almuerzo no hay escalafones, operarios, técnicos e ingenieros comparten el momento. Eso sí, los extranjeros y los uruguayos hacen rancho aparte. Será cuestión de idioma, pero la imagen es bien gráfica vista desde arriba: cabezas rubias por un lado y morochas por el otro.

Se ve poca gente trabajando, el 99% del proceso de producción es automatizado.

La empresa Botnia emplea directamente a 180 personas. En la planta trabajan alrededor de 550 personas en puestos fijos permanentes que se agrupan en servicios tercerizados.

Ingresan diariamente 155 camiones y llegarán a 180.

Energía. El proceso de generación de energía a partir de biomasa también ha sido considerado exitoso. Bruno Vuan, responsable del área informó que actualmente Botnia genera el 8% de la energía que se produce en Uruguay, 3% más que la represa de Baygorria o la Central Batlle. Entre el 16 de noviembre y el 16 de diciembre, se produjeron 62: de kwh (kilowat hora) de los cuales se entregaron a la red de UTE 12:600.000 y el resto fue consumido por Botnia y Kemira.

Olor De 800 horas de trabajo en sólo una hora hubo olor, dijo García. «No es un olor agradable, pero no es un problema para la salud».

Para el próximo año se prevee un episodio de olor a finales del otoño y la otro mitad de la primavera.

Juicio. Pero los problemas no cesan para la empresa. Ayer la Cámara Federal de Paraná, Entre Ríos, ordenó al juez Guillermo Quadrini, también federal, que cite a declarar a los directivos de Botnia. La disposición se realizó en el marco de la denuncia por «contaminación» presentada por el ex gobernador de Entre Ríos Jorge Busti, quien actualmente preside la Cámara de Diputados de esa provincia. Busti se alegró y dijo que el juez «debe enviar ahora los exhortos diplomáticos y si los ejecutivos no concurren a declarar, el mismo Quadrini tendrá que informar a Interpol