Botnia pidió disculpas por las emanaciones

El episodio de emanaciones que afectó a algunos escolares de Fray Bentos fue analizado ayer por las autoridades locales de Primaria y de Salud Pública. La directora de la Escuela 53, Mildred Espíndola, corroboró el testimonio prestado por la maestra de los seis niños afectados, aunque explicó que el evento no tuvo consecuencias según las conclusiones de los médicos enviados por Primaria al centro escolar.

“La maestra de sexto año se sintió descompuesta y algunos niños manifestaron una sensación de náuseas, pero ninguno se desmayó ni se descompuso, en cambio la maestra sí se descompensó”, relató Espíndola durante una breve rueda de prensa.

La directora del centro escolar elaboró un informe que ayer mismo envió al Consejo de Enseñanza Primaria. Las autoridades de la educación también dispusieron el envío de la médica residente del Codicen, Adalila Ozano, a la Escuela 53 para revisar el estado de salud de los alumnos. El inspector de Primaria, Edgardo Andino, dijo que la médica “visitó la escuela y estuvo en el hogar de una de las niñas. La encontró en perfecto estado de salud y va a intentar evaluar la salud de la docente, si ella accede a hacerlo”.

Andino comentó, asimismo, que días atrás “estuvo en Fray Bentos un grupo de la Facultad de Medicina, de la cátedra de Neumología, haciendo una evaluación en escolares”. El inspector de Primaria agregó que “hay varios estudios y nos debemos a las opiniones y estudios que hacen los técnicos. En seis meses volverán para poder confrontar resultados”.

Algunos vecinos de la misma zona donde se encuentra la escuela fueron consultados por El País en torno al episodio. Gloria Milessi, que vive a pocos metros del centro escolar, dijo que durante unos 15 minutos se sintió descompuesta a causa del intenso olor, pero el malestar se le pasó en poco tiempo. Otros vecinos, en cambio, no se sintieron afectados por las emanaciones.

La escuela donde se suscitó el problema continuó funcionando hoy sin inconvenientes.

DISCULPAS. En nombre de Botnia, el gerente de producción de la planta, Eugenio García, pidió disculpas en público por el evento de olor ocurrido el miércoles. “Queremos repetir y llevar tranquilidad a los vecinos de Fray Bentos, es que, por más que sea molesto y lo reconocemos totalmente, son olores fuertes y no son agradables cuando se siente, pero no causan ningún problema de salud. Son gases que están en bajísimas concentraciones y no generan ningún problema de salud”, aseguró García.

El directivo atribuyó el problema a fallas en los sistemas de recolección y eliminación de olores, que no estuvieron funcionando durante 15 minutos. El olor que fue percibido provenía de compuestos de azufre reducidos que se utilizan en el proceso de blanqueo de la pasta de celulosa.

García explicó que estos episodios pueden suscitarse unas cuatro veces al año y que son propios del proceso de arranque de la planta. De manera que no descartó que pudieran repetirse estos eventos “pero lo que pasó ayer (miércoles) es lo peor que puede pasar”.

Los directivos de la planta fueron el mismo día del hecho a la Escuela 53, con el propósito de dar explicaciones a los alumnos y docentes. Sin embargo, la Inspección de Primaria negó el permiso.

De todas formas, en las primeras horas de ayer se resolvió llamar a una conferencia a los medios locales en la oficina que Botnia tiene en el centro de la ciudad.

El episodio fue inmediatamente utilizado por los asambleístas de Gualeguaychú para reforzar sus conocidos argumentos. “Todo se ha dado de la forma que lo hemos dicho. Lo lamento por los chicos, porque no tienen que pagar las barrabasadas que hace su gobierno improvisado”, lanzó el ex coordinador de la Asamblea Ambiental, José Pouler, en declaraciones a Radio Máxima.

La mayoría de los portales informativos argentinos recogió el hecho, así como algunas emisoras de Buenos Aires que contactaron a fraybentinos.