BPS informará a empresas monto a retener por IRPF

El Banco de Previsión Social (BPS) comunicará a las empresas el monto que deberán retener a sus trabajadores por concepto del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), una vez que se implemente la reforma tributaria, informó a El Observador el director general de Rentas, Nelson Hernández.
El funcionario -un contador público de 59 años, presidente de Cordón y protesorero de Liverpool, que asumió el jueves en sustitución del quincista Eduardo Zaidensztat- dijo que ambos organismos explicarán a las empresas como hacer para liquidar el nuevo tributo, que sustituirá al Impuesto a las Retribuciones Personales.

El titular de la Dirección General Impositiva (DGI) señaló que a partir del 1º de julio -fecha estipulada para la entrada en vigencia de la reforma fiscal- el BPS realizará el cálculo de las “retenciones y aportes” por concepto de IRPF de sus cotizantes y luego suministrará la información a cada empresa.

“Hoy el procedimiento utilizado por el BPS para la determinación de aportes a la seguridad social consiste en recibir una nómina de cada empleador y en función de eso le informa cuál es el monto de sus obligaciones por seguridas social. A partir del 1o de julio, también informará respecto de las contribuciones del IRPF por sus empleados”, explicó el titular de Impositiva. El banco se encargará de recaudar el tributo y verterá el total de aportes por ese concepto a Impositiva.

El funcionario recalcó que la DGI, el Ministerio de Economía y el BPS buscaron “simplificar” la liquidación del impuesto a la Renta para el “ciudadano común”.

Los trabajadores que tengan una sola ocupación -se estima que son entre 250 mil a 300 mil personas- recibirán descuentos mensuales, que operarán como anticipos a cuenta del impuesto hasta que a fin de año se realice la liquidación anual, afirmó.

El funcionario descartó la posibilidad de que se produzcan retenciones “indebidas”, pues al producirse retenciones acumuladas, es posible realizar los “ajustes” necesarios en diciembre.

Por su parte, los activos que perciban más de un ingreso deberán presentar una declaración jurada ante la DGI con un detalle de sus retribuciones. A su juicio, dichas declaraciones determinarán un saldo “entre lo que correspondió pagar y lo que dos o más fuentes de ingreso le retuvieron”, dijo.

Para Hernández, es harto probable que en esos casos no coincidan las retenciones con el monto total del impuesto. “Eso va a pasar porque el tributo no es proporcional, tiene tasas progresivas y, por lo tanto, la suma de los impuestos calculados sobre los distintos ingresos no es igual al impuesto calculado sobre la suma de ingresos”, apuntó.


Otras cajas. En tanto, las Cajas de Jubilaciones y Pensiones Bancarias, Notarial, de Jubilaciones Profesionales, Militar y Policial no actuarán como “intermediarias”, ya que cada empleador -sea público o privado según el caso- realizará la retención correspondiente por el IRPF y verterá el dinero directamente a la DGI, sostuvo el director general de Rentas.

Hernández recordó, al mismo tiempo, que el impuesto se aplicará en forma individual en función de los ingresos de cada trabajador y no de acuerdo a los ingresos de cada grupo familiar en su conjunto. “Esa es una forma de facilitar su aplicación”, dijo.

Insistió en que apenas se conozca la reglamentación -que está en su etapa final- el organismo se abocará a capacitar a sus funcionarios e informar el alcance de la reforma. Para ello, dijo, se realizarán contactos con cámaras empresariales y organizaciones profesionales.