Brasil mantiene suministro eléctrico

La ministra de Minas y Energía de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró ayer por la tarde al ministro de Industria, Energía y Minería uruguayo, José Villar, que no tiene objeciones para mantener más allá de los plazos previstos originalmente el suministro eléctrico que ese país viene proporcionado a Uruguay a través de la estación conversora Rivera-Livramento. La funcionaria también aceptó que energía norteña llegue a Uruguay, vía Argentina, aunque el asunto debe ser discutido ahora en Buenos Aires.

Villar, el presidente de UTE, Ricardo Scaglia, el director de Energía, Alvaro Bermúdez, y el gerente de la empresa eléctrica, Carlos Pombo, se reunieron con Rousseff durante un par de horas en búsqueda de soluciones para el abastecimiento eléctrico uruguayo, jaqueado por la poca generación de las represas y el corte de la mayor parte de las importaciones de electricidad desde Argentina.

El ingreso de energía desde Livramento comenzó el mes pasado y durante un mes y medio estaba previsto que se hiciera sin cargo como pago por la electricidad que envió Uruguay a Brasil en 2001 y que éste no había pagado en su totalidad.

«La reunión fue correcta. La ministra no puso objeciones a que continúe el pasaje de los 70 megavatios y UTE y Eletrobrás estudiarán como instrumentarlo a través de un contrato de abastecimiento. Hay una decisión política. Los detalles no son lo fundamental. La prioridad es asegurarse el abastecimiento», explicó Villar a El País desde Brasil.

ALTERNATIVA. Rousseff tampoco objetó que llegue a Uruguay una parte de la energía que Brasil envíe a Argentina en el marco del acuerdo especial que ambos países negocian, en caso que ésta no sea requerida en la vecina orilla. De todas formas, el tema deberá ser analizado ahora con las autoridades argentinas, para lo cual Villar se reunirá esta misma semana en Buenos Aires con el secretario de Energía, Daniel Cameron.

«Sería energía interrumpible que recibiríamos condicionada a la demanda de Argentina y sus posibilidades en cuanto a transmisión», explicó Villar.

Otro factor que condicionará este abastecimiento será la situación en materia de generación hidráulica que exista en Brasil. En el sur de este país hoy no es buena pero sí lo es en el sudeste y en el nordeste, y su evolución es seguida con mucha atención por el gobierno brasileño, dijo Villar.

Por otra parte, en la reunión de ayer también se decidió reactualizar los estudios para avanzar en una interconexión de extra alta tensión entre Uruguay y Brasil. «No es un tema para el corto plazo. Además Brasil está en plena reactualización de sus regulaciones lo que condiciona los acuerdos», advirtió el ministro.

EFICIENCIA ENERGETICA. En este contexto de dificultades para Uruguay en materia eléctrica, el Banco Mundial aprobó el pasado 26 de marzo un proyecto dotado con algo más de U$S 20 millones para mejorar la eficiencia energética del país, el que apunta a incrementar la demanda de los consumidores por bienes y servicios que puedan contribuir a ese objetivo. Incluye acciones en los departamentos más poblados, el marketing para incentivar el uso de aparatos que permitan ahorros, la creación de un Consejo Nacional de Ahorros y la entrega de equipamientos de generación solar de electricidad a hogares rurales pobres. El primero de los elementos del proyecto se denomina Desarrollo del Mercado de Energía Eficiente, está dotado con U$S 10,7 millones y será implementeado por el Ministerio de Industria, Energía y Minería. Apunta a respaldar actividades que mejoren la eficiencia energética en todos los sectores económicos y el ahorro de todo tipo de energía.

Este proyecto puede derivar en la creación de un Consejo Nacional de Ahorro y de un sello que se colocaría en los aparatos electrodomésticos de más uso y equipos de iluminación e industriales y que acreditaría que ahorran energía.

Dentro de este mismo elemento del proyecto, se incluye un Fondo Uruguayo para la Eficiencia Energética con U$S 7,9 millones, destinado a financiar distintas actividades, que sería administrado por un banco por encargo del Ministerio de Industria. Realizará préstamos ya sea en dólares o pesos.

Otro elemento del plan, al que se asignan U$S 8,9 millones, es la creación de una Unidad de Ahorro Energético dentro de UTE que desarrollará nuevas áreas de negocios.

El Banco Mundial prestará asistencia técnica para establecer la unidad, para dotarla de personal y enfrentar sus costos y para realizar investigaciones de mercado y capacitación.

El proyecto inicial de la unidad apuntará a la provisión de iluminación eficiente, calentadores de agua y otros equipos para clientes residenciales y comerciales en Ciudad de la Costa, Paysandú, Colonia del Sacramento y San José. También proveerá de alumbrado público en Maldonado, San José, Soriano y Lavalleja y apuntará a la reducción de pérdidas energéticas en las zonas urbanas pobres.

Además se destinarán U$S 1,3 millones a la entrega de equipamiento de energía solar para hogares rurales de bajos ingresos.

Un tercer elemento del proyecto denominado Administración del Proyecto contará con U$S 1,2 millones y será gestionado en forma conjunta por UTE y el ministerio.

GAS. Por otra parte, en otro coletazo de los problemas energéticos argentinos, Ancap decidió interrumpir parte del suministro de gas natural que realiza en forma directa a las industrias que utilizan este fluido en carácter de interrumpible entre las que se encuentran Metzen & Sena y Fanapel. El corte en principio se extenderá hasta el 12 de abril.

El directivo de la Cámara de Industrias, Rafael Sanguinetti, consideró que la vuelta al fuel-oil supondrá un incremento de costos «respetable» y se mostró cauteloso en relación a la posibilidad de que se pueda recurrir a la leña.

Decreto por supergás

El Poder Ejecutivo prorrogó hasta el próximo 24 de mayo los contratos para envasado y distribución de supergás de las empresas Megal, Acodike y Riogas a la espera de que termine el período de vista de la reglamentación elaborada para regular esta actividad.

También se autorizó a Ancap a prorrogar el comodato a Riogas y Acodike de las plantas de envasado propiedad de aquella.

Ancap explora con esas dos firmas conformar una asociación para que el ente ingrese al negocio de envasado y distribución del supergás.

Reclamo a Cemsa por corte

UTE envió una nota a la comercializadora argentina Cemsa, a través de un estudio jurídico de primera línea de Buenos Aires, en la que le hace saber que no considera de recibo el argumento que utilizó esa firma para cortar el suministro de energía eléctrica al ente uruguayo en el mes pasado.

Cemsa había argumentado que el corte del suministro obedecía a causas «de fuerza mayor», pero UTE entiende que el argumento no es de recibo porque la proveedora debería haber tenido lo que en la jerga eléctrica se denomina «respaldo», es decir otra forma de proveer electricidad, explicó a El País el presidente de la empresa, Ricardo Scaglia.

El gerente de la Asesoría Técnico-Jurídica del ente, José Alem, está en Buenos Aires trabajando junto con el estudio jurídico.

VIABILIDAD. UTE encomendó la semana pasada a estudios argentinos analizar la viabilidad de realizar una demanda contra Cemsa. La demanda no se realizaría, como El País informó erróneamente el sábado, contra Cammesa que es la administradora del mercado mayorista eléctrico argentino, que es presidida por el secretario de Energía, Daniel Cameron.

La secretaria de Energía de Argentina emitió un comunicado el lunes explicando que su actuación en estas semanas ha apuntado a facilitar el cumplimiento de las obligaciones contractuales asumidas por proveedores argentinos. Aclaró que la responsabilidad sobre la calidad y cantidad de las máquinas generadoras cuya utilización está prevista en el contrato entre Cemsa y UTE es responsabilidad de estas dos empresas.

El contrato entre UTE y Cemsa comenzó a tener vigencia en febrero de 2003. UTE logró en tratativas realizadas en Argentina el restablecimiento del flujo de unos 120 megavatios, aproximadamente la tercera parte de lo interrumpido originalmente. El corte del suministro obedeció a que Argentina no tenía suficiente gas natural para utilizar en sus instalaciones de generación eléctrica.

Transparentar tarifas

El ex ministro de Industria, Energía y Minería, Sergio Abreu, se opone a que UTE traslade a tarifas sus mayores costos de generación y considera que debe transparentar las mismas, discriminando los costos de sus distintas áreas de negocios y explicitando los subsidios que puedan existir.

Abreu había advertido en un memorándum que envió el 2 de octubre de 2002 al presidente de la República, Jorge Batlle, que «cuando se salga de la recesión actual, la demanda de electricidad comenzará a crecer a los ritmos históricos y la necesidad de expansión del parque de generación nacional será acuciante».

El documento, que fue enviado con copia al entonces ministro de Economía, Alejandro Atchugarry, al canciller, Didier Opertti y al director de Planeamiento y Presupuesto, Ariel Davrieux, señalaba que «no existe al día de hoy ningún proyecto de expansión del parque generador uruguayo, expansión necesaria a los efectos de asegurar el abastecimiento de la demanda sin depender en forma excesiva del aprovisionamiento desde Argentina».