Brasil quiere aumentar ayuda a Uruguay y Paraguay

Brasil planea invertir en la región pero Amorim reconoció que hay que agilizar las gestiones del banco de fomento nacional Bndes que es tan lento que hace perder oportunidades en favor del gobierno del presidente Hugo Chávez.

«La burocracia del Bndes es lenta. Brasil promete, Ahí, Venezuela va a Paraguay, a Bolivia, a Uruguay. Después todo el mundo dice que Chávez es el líder», dijo Amorim.

El canciller dijo que el segundo mandato de Lula que comenzará el 1 de enero procurará «profundizar» la presencia de Brasil en Sudamérica y que tendrán prioridad Paraguay y Uruguay, los socios menores del Mercosur.

«Más que diplomacia es preciso usar los recursos brasileños en proyectos de infraestructura, de desarrollo, especialmente en los países chicos», añadió.

La reelección del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, permitirá al gigante regional intensificar las iniciativas de integración hacia una Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN), dijo este lunes a la estatal Venezolana de TV su jefe de campaña, Marco Aurelio Garcia.

«En política externa vamos a acelerar nuestras iniciativas en favor de la integración sudamericana, de mejorar el clima interno del Mercosur, beneficiar a los países más asimétricos que tienen una economía más frágil», y tratar de que las relaciones entre los países sudamericanos «sean más iguales».

En su segundo mandato, Lula desplegará «un esfuerzo muy fuerte junto con Venezuela, Argentina, Chile, Perú y todos los países, para construir el gran sueño de la Comunidad Sudamericana, para avanzar en la integración social con políticas sociales y energéticas comunes y de una institucionalidad de la región», dijo el estratega de la campaña del líder brasileño.

Garcia festejó «el inicio de acuerdos que tuvimos el sábado con Bolivia en materia energética», cuando Petrobras, principal inversionista extranjero en Bolivia, aceptó seguir invirtiendo en el gas boliviano tras roces causados por la nacionalización de los hidrocarburos. La CSN tiene proyectada su segunda cumbre para diciembre en Bolivia y está integrada además por Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Garcia trabajó durante el primer mandato como asesor en política Exterior de Lula, quien ganó las elecciones del domingo con 60,80% de los votos.