BROU busca fondos de Afap para financiar proyectos productivos

El 28 de febrero culmina el plazo para el llamado y en el banco ya están estudiando si se debe recurrir a fondeo de un banco internacional en caso que no se pueda enfrentar la demanda con el patrimonio propio.

Para Calloia 2007 será el año de la consolidación y aboga porque las autoridades bancocentralistas alivien al banco de los sobrecostos que tiene frente a los privados. El funcionario dijo que se debe «sin dudas» aprovechar el buen contexto económico para dejar al República en igualdad de condiciones que el resto del mercado para cuando las condiciones no sean tan benignas.

privilegios. Por otra parte, rechazó las afirmaciones de un reciente informe del FMI y el Banco Mundial que marcaba que el BROU dispone de privilegios frente a sus competidores.

Calloia citó la regulación que prevé encajes de 100% sobre los depósitos del gobierno central en el BROU y la carga que representan los depósitos que le transfirió el Banco Hipotecario durante la crisis del año 2002.

En el caso de los encajes «el beneficio del dinero se lo lleva totalmente el Banco Central» mientras los costos de administración son del República, dijo Calloia.

La remuneración que recibe del BHU por los depósitos transferidos «da sólo para atender los costos financieros» y no los administrativos que los absorbe el República lo que significa «otro costo adicional», dijo.

Según Calloia la casi única ventaja del BROU frente a los privados es la exoneración del IVA a los créditos sociales, que desaparecerá el 1° de julio cuando comience a regir la reforma tributaria.

«En 2007 no tendremos ninguno de los beneficios pero si los costos implícitos», dijo Calloia, quien metió presión sobre su jefe. «Tenemos la opinión favorable del ministro de Economía de que el BROU contribuya al desarrollo económico del país con el mayor potencial posible», avisó Calloia. Eso implica lograr que no enfrente costos adicionales que no tiene el resto del sistema, agregó.

Si bien rechazó las afirmaciones del FMI sobre que el BROU goza de privilegios dentro del sistema, Calloia dijo que «no deben cerrársele las puertas» a su propuesta de abrir el capital accionario de los bancos estatales. «La participación privada puede ser una buena opción en determinado momento. Tiene que ser objeto de estudio», dijo.

Calloia dijo que debe esperarse a la consolidación «definitiva» del banco -en 2007- antes de tomar posición sobre «si es válida» la incorporación privada al capital del banco.

Al cierre de un año donde se reavivó la polémica sobre el endeudamiento, Calloia aseguró que «la problemática disminuyó» y «una gran parte de los deudores que tenían capacidad de pagar ha resuelto su situación».

El funcionario destacó que este proceso se hizo sin la «ejecución masiva» de deudores. «Demostramos que es posible ser un banco promocional, sin perder dinero y con baja morosidad», destacó.

Frente a los recientes intentos de reavivar una solución legal, Calloia mandó un aviso a los legisladores. Toda ley que implique costos tanto al BROU como a otros actores debe «contener los recursos» para hacer frente a esas erogaciones.

Para el banco las acciones sobre el endeudamiento están dando sus frutos.

Calloia dijo que la morosidad apenas superior al 3% es «un indicador muy fuerte de que algo cambió» tanto en la gestión del banco como «en la percepción de los clientes» sobre la institución. Antes se decía después le pago porque no pasa nada. Ahora si no paga hay sanciones. Hoy cumplir es un elemento esencial para renovar o solicitar nuevo financiamiento», dijo Calloia, para quien el «mercado se ha ido corrigiendo».

En el banco se ve que el nivel de endeudamiento de algunos sectores ha trabado su acceso al crédito. Calloia dijo que «hay sectores que no lograron recuperarse de la crisis de 2002 sobre todo los que dirigen su producción al mercado». Eso hace que estén «saliendo lentamente» de su nivel de endeudamiento lo que limita su acceso al crédito. Calloia se mostró optimista en que se podrá recuperar si se mantienen las tasas de incremento previstas para la economía.

A Calloia no le hacen mellas las críticas sobre que el banco compite palmo a palmo con la banca privada. «El banco es comercial y competitivo y debe contribuir transfiriendo precios adecuados a clientes», sostuvo.

«Al tener tasas más bajas en todos los segmentos ayudamos a ser más eficientes al resto de la economía en general», dijo.