BSE avanza: tiene más del 60% del mercado del seguro

«Los resultados hasta ahora se deben al ajuste de tarifas que hicimos el año pasado para el mercado de automóviles, lo que nos hizo subir en ese sector, y a que estamos ganando más participación en los seguros previsionales», dijo.

Sin dudarlo, afirmó que creía que en 2006 mantendría la tasa de crecimiento registrada el año pasado, de 1% anual.

El mercado de seguros se abrió a la competencia en 1993, lo que provocó el ingreso de 15 empresas aseguradoras y 10 mutuas de seguros, lo que motivó que se expandiera 22% en los 12 años transcurridos, según la memoria anual del Ministerio de Economía y Finanzas. (Ver Punto Clave).

El informe oficial ubicó en 2,02% del producto interno bruto la producción total de seguros directos en 2004, lo que ascendía a 290,75 millones de dólares, pero el Banco Central ubicó en 1,7% del PIB el monto generado por estos negocios en 2005, lo que estaría dando unos 289 millones de dólares.

De las 15 empresas que ofrecen seguros en Uruguay, cuatro son de capitales nacionales (BSE, Compañía Uruguaya de Seguros, Cutcsa Seguros, y Far Compañía de Seguros); la Cooperativa de Seguros Surco es una empresa de capitales uruguayos y extranjeros. El resto de la oferta la operan capitales extranjeros.

La participación del BSE del mercado asegurador de Uruguay fue de 66% en 2004, y creció a 67% en 2005, según cifras que manejan sus directores. Entre las empresas privadas que tienen mayor participación están Royal & Sun Alliance con 10%, Porto Seguro con 6%, y Mapfre con 4,2%.

Según estimaciones privadas, el mercado local abarca entre 250.000 y 260.000 automóviles asegurados; unos 82.300 seguros contra incendios; unos 54.000 seguros de transporte y alrededor de 60.000 seguros de vida.

Los seguros sobre bienes patrimoniales (muebles e inmuebles) abarcan a más del 75% del mercado, y los seguros sobre intangibles (como el de vida) el 25% restante.

Se estima que el mercado de seguros se expande muy lentamente porque fue uno de los recortes que se realizó con mayor frecuencia en los presupuestos familiares y empresariales después de la depresión iniciada en 1999 y, particularmente, desde 2002.

El gasto en seguros per cápita en Uruguay fue de 81 dólares en 2004, monto que superó en 25% el de 2003, año en cuya segunda mitad la economía retomó un ritmo de crecimiento sostenido.

Billones de dólares
El negocio del seguro es un componente clave de la economía mundial. Además del monto de las primas que maneja, su rol social y económico no deja de crecer.

La información de la doctora Infrán en su libro “Curso de derecho de seguros”, indica, además, que el mercado mundial del seguro generó en 2005 un volumen de primas de más de tres billones de dólares. En ese año las primas del seguro de vida crecieron mundialmente un 3,9% más que el PBI y las primas no-vida lo hicieron en un 0.6%. Si bien la mayor parte de la recaudación se produjo en los países industrializados -cuatro quintas partes-, el crecimiento en los denominados mercados emergentes, entre ellos Uruguay, “fue relevante en términos porcentuales”.