Buscan evitar agresiones en el FA para designar presidente

Los diferentes sectores del Frente Amplio buscarán un pacto de no agresión que permita evitar heridas en las negociaciones en ciernes en procura de hallar un nuevo presidente para el Frente Amplio, según un sondeo realizado por El Observador.
La idea es evitar que las relaciones políticas queden maltrechas en abril, cuando sesionará el congreso en el que se planea designar al sucesor del actual titular del FA, Jorge Brovetto.

El objetivo final es lograr mantener un clima político que permita desarrollar conversaciones posteriores para una decisión más importante: la designación de un candidato a la Presidencia antes del congreso que sesionará a fin de este año con ese objetivo.

Así las cosas, en las últimas horas comenzó a crecer la convicción de que la renovación del gabinete que planea realizar el presidente Tabaré Vázquez tendrá influencia en la nominación del titular del FA. De hecho, surgió la posibilidad de que Brovetto sea relevado del ministerio de Educación a los efectos de que continúe en la dirección del Frente. También resurgió el nombre del ministro de Turismo Héctor Lescano, un nombre propuesto en diciembre por Vázquez.


La lección de diciembre. La experiencia del Congreso del FA, en diciembre pasado, cuando fracasó un acuerdo para designar al sucesor de Brovetto encendió una luz de alerta en el seno de la izquierda.

Entonces, los distintos grupos protagonizaron una serie de pulseadas que terminaron en una situación de bloqueo político que ahora buscan evitar.

En las últimas horas Brovetto comentó a dirigentes de su entorno que si no hay acuerdo en un nombre que lo sustituya podría dejar el Ministerio de Educación y concentrarse en la presidencia del FA. Esto depende de lo que disponga Vázquez para su futuro y está en relación a los cambios que planea en su gabinete. El presidente piensa designar ministros con perfil más técnico a los efectos de que los líderes políticos que ocupan cargos de gobierno se dediquen a la actividad partidaria.

Ahora también resurgió la alternativa de “liberar” al ministro de Turismo, Héctor Lescano, para que asuma la conducción del FA, si es que su nombre genera consenso. Pero el ministro, que es bien visto en la izquierda por su capacidad de zurcir acuerdos, quiere seguir en su cartera hasta el final del período, según supo El Observador.

Muchos señalan en el FA que la imagen de Brovetto sufrió desgaste y que ya no puede seguir en la presidencia del FA aún cuando no haya acuerdo respecto a su sucesor.

Y en estas negociaciones que comenzarán con fuerza después del lunes 11 de febrero, el Movimiento de Participación Popular (MPP) insistirá con su candidata, la politóloga Constanza Moreira. Aunque algunos hicieron notar a El Observador que si ya fracasó una vez su nombre en el congreso de diciembre, tampoco tendrá éxito en abril.

El Nuevo Espacio evaluó ayer la situación y advirtió que antes de hablar de candidaturas a la Presidencia de la República debe haber un acuerdo en abril sobre el nuevo conductor del FA. Para ello propiciará encuentros con otros sectores en busca de consenso.

En el Partido Socialista creen que su diputado, Roberto Conde, volverá a ser una de las posibilidades de acuerdo. En diciembre se lo postuló pero él decidió retirar su candidatura ante la falta de acuerdo.

El Partido Comunista insistirá en que la conducción del FA no debe recaer en una sola persona y propondrá una vez más la conformación de una dirección colectiva.

La Vertiente Artiguista y Asamblea Uruguay ya piensan en cambiar los estatutos del FA para elegir al presidente por voto popular.