Buscan reactivar el mercado cárnico ruso.

Las exportaciones de carnes uruguayas a Rusia no están suspendidas como erróneamente se informó en algunos medios digitales argentinos el pasado domingo. Por el contrario, ahora se espera reactivar ese tipo de negocios, dijo a El Observador –vía telefónica desde Moscú– el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Luis Alfredo Fratti.
El jerarca que se encuentra al frente de una delegación que participa desde ayer en la feria Prodexpo en la capital rusa, aclaró que el inconveniente ocurrió hace varios meses con dos plantas industriales, cuyos análisis del producto dieron diferente en Uruguay y en Rusia. Hasta ahora esas plantas no han podido reingresar al mercado ruso y todo está en vías de solución.

De ninguna manera “el país tiene prohibido el ingreso de carnes a Rusia. Durante enero continuó el flujo exportador y en la mañana de ayer el embajador uruguayo en Moscú, Jorge Alberto Meyer, nos confirmó que el ingreso de carnes se lleva a cabo con total normalidad”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), Alberto González, quien también integra la delegación uruguaya, se manifestó en similares términos, según declaraciones efectuadas al programa Alternativa Rural de radio Rural.

La información que se dio a conocer en Argentina el domingo y que fue recogida en la edición de ayer de Ultimas Noticias, señalaba que Rusia no compraría carne proveniente de Estados Unidos, Canadá, Uruguay, Bielorrusia y Ucrania por haberse encontrado “elementos nocivos y prohibidos” en envíos.

Fratti indicó que esa información no se ajusta a la realidad, el resto de las empresas uruguayas están haciendo negocios y en esta feria se procura renovar las gestiones comerciales. Es solo un malentendido a nivel de medios periodísticos, sostuvo.

Luego de la desaceleración de las exportaciones a fines de 2008 por cuestiones financieras de Rusia, como consecuencia de la crisis global, en 2009 se espera recuperar la incidencia de ese mercado, que fuera el principal destino el año pasado para las carnes uruguayas, dijo Fratti.

Agregó que Rusia está jugado a la producción de carne de cerdo y de aves, y seguirá importando carnes bovinas y los países que están en condiciones de abastecerlo son muy pocos, entre ellos Uruguay. “Incluso tiene importancia regional la feria Prodexpo y se espera poder concretar también gestiones con Ucrania, en especial poder definir el certificado sanitario, en el que se trabaja desde hace un año”.

Por otra parte, González agregó que se observa que el mercado ruso está dificultoso para negociar y además es claro que ha impactado una fuerte devaluación del 50% del rublo, lo que hace de hecho menos atractiva la mercadería importada en aquel país, dijo. Igualmente se mostró esperanzado de que Rusia sea nuevamente un firme animador en el mercado internacional.