Buscan relacionar las empresas con institutos que trabajan en innovación

EDUARDO DELGADO
Actores públicos y privados uruguayos, con el know how y el apoyo de KIM Barcelona, se unieron en busca que esta plataforma y metodología de trabajo sirva para relacionar a las empresas con las instituciones que trabajan en investigación, desarrollo e innovación, como los institutos Pasteur, Clemente Estable y algunas facultades.

Esto también busca evitar la emigración de científicos capacitados, para lo que el gobierno tiene claro que es necesario un entorno laboral de su interés y una remuneración acorde a su capacidad.

El director de Industria, Sebastián Torres, dijo ayer sábado a El País que el proyecto busca que los productos que salen de los procesos innovadores que hay en Uruguay puedan ser comercializados dentro del territorio nacional y el mundo.

El jerarca afirmó que «la idea es ver cómo el trabajo que hacen los investigadores se traduce luego en productos concretos de valor agregado, que a su vez se puedan vender».

«Vincular la parte académica con la empresarial, que se canalice la oferta y demanda de un lado y otro; vincular la innovación con la parte empresarial es el objetivo», acotó.

De esta manera se prevé que mejore la competitividad y el progreso tecnológico de las empresas uruguayas en general.

Socio estratégico. KIM Uruguay está integrada -en orden de incorporación en el tiempo- por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland, el Parque Científico y Tecnológico de Pando, el Laboratorio Tecnológico del Uruguay, la Cámara de Industrias del Uruguay, el Ministerio de Industria, Energía y Minería, la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay, y por KIM Barcelona.

Sus impulsores la definen como «una iniciativa de transferencia e internacionalización del conocimiento y capacidades de Uruguay», y la plantean como «socio estratégico de todo el Sistema Nacional de Innovación y los actores públicos y privados relacionados al tema de la innovación».

Entre los servicios que presta KIM Uruguay se encuentran: la gestión de la Propiedad Intelectual e Industrial, las pruebas de concepto, tests de mercado, búsqueda de partners, cursos y talleres, comercialización del conocimiento, evaluación de oportunidades de negocio y estudios de vigilancia tecnológica, entre otros.

Los impulsores de este proyecto sostienen que KIM «tiende puentes» entre las partes, «aportándole a las empresas, soluciones en innovación y gestión de la tecnología» y otorgándole a las instituciones «una red de contactos que les permita crecer en el desarrollo de sus proyectos mucho más allá de fronteras y generando oportunidades de negocios y alianzas estratégicas en pos del éxito para ambas partes».

Con esta iniciativa se busca también posicionar al Uruguay como plataforma de servicios innovadores de alto valor agregado dirigidos a empresas e instituciones de América Latina, con un énfasis especial en Argentina y Brasil.

La coordinación y dirección de las actividades que realizará KIM Uruguay estará a cargo de una Comisión de Coordinación, Dirección y Desarrollo integrada por representantes de los organismos que aporten fondos u otros recursos al proyecto.