Bush pidió al Congreso más dinero para operativos en Irak

En un mensaje televisado para tranquilizar al público sobre la estrategia de Estados Unidos en Irak, Bush prometió mantener el curso de la misión en Irak y dijo que los 130.000 soldados actualmente en ese país son suficientes para ello.

El presidente pidió paciencia a los estadounidenses y advirtió que pueden esperarse más pérdidas humanas. «Los enemigos de la libertad están haciendo una resistencia desesperada allí y deben ser derrotados. Esto tomará tiempo y requerirá sacrificio. Sin embargo, haremos lo que sea necesario, gastaremos lo que sea necesario para alcanzar esta victoria esencial en la guerra contra el terror», agregó.

Bush no ofreció un calendario para la retirada de las tropas ni dijo si las fuerzas de ocupación estadounidenses están a punto de encontrar armas de exterminio, la justificación para invadir a Irak.

Tras una agria disputa en las Naciones Unidas para iniciar la guerra en Irak, Bush se expresó conciliador para tratar de que el Consejo de Seguridad apoye una nueva resolución que establecería una fuerza multinacional.

Fue un cambio en la insistencia de Bush en que Estados Unidos y Gran Bretaña mantendrían la dirección en Irak. Hasta ahora, las potencias antibelicistas Francia, Rusia y Alemania desean más control de la ONU del que Bush está ofreciendo.

«Reconozco que no todos nuestros amigos coincidieron con nuestra decisión de hacer cumplir las resoluciones del Consejo de Seguridad y remover a Saddam Hussein del poder, pero no podemos permitir que las pasadas diferencias interfieran con nuestras obligaciones actuales», dijo Bush.

El secretario de Estado, Colin Powell, dijo anteriormente que esperaba que unas 15.000 tropas extranjeras se unieran a la ocupación en Irak.
El tono de Bush sonó sombrío, en contraste con al animado discurso de «Misión cumplida» a bordo del portaaviones USS Abraham Lincoln el 1 de mayo, cuando declaró concluidas las operaciones combativas en Irak.


(Reuters)