Bush prometió volver a Uruguay

Para Bush, el objetivo de la visita que terminó ayer era realizar un trabajo de «diplomacia constructiva» que evidenciara «al vecindario que EE.UU. se preocupa por sus problemas y quiere colaborar para resolverlos».
Para Vázquez, el centro del recibimiento era «crear un vínculo personal con Bush que se traduzca en un estrechamiento de las relaciones comerciales y culturales de ambos países», según confiaron participantes del encuentro en Anchorena. Por ello, el presidente mantuvo una conversación privada con Bush de 45 minutos que, tras la sesión de trabajo con los ministros, la conferencia de prensa y el almuerzo, continuó a lo largo del paseo que ambos mandatarios y sus esposas dieron a orillas del río San Juan.
Y al parecer hubo resultados. Todos los ministros invitados a la sesión de trabajo calificaron la jornada como muy positiva. Pero Vázquez recibió la evaluación más importante del encuentro del propio Bush, quien le dijo: «Cuando Uruguay necesite algo, no dude en llamarme».
Los secretarios de Estado remarcaron que los resultados materiales de la visita no se verán a corto plazo, ya que EE.UU. sólo se comprometió a estudiar los planteos uruguayos. Sin embargo, hoy llegará a Montevideo una comisión técnica que analizará la calidad de la carne ovina para, en el mediano plazo, habilitar su ingreso al país del Norte. Asimismo, hay grandes chances de que se abra el mercado estadounidense a los arándanos (sobre los que Bush mostró especial interés) y los cítricos. En el corto plazo, también se creará una comisión mixta bilateral que estudiará la posibilidad de aumentar la exportación de textiles uruguayos a EE.UU., y otra para determinar la creación de un programa de becas para estudiantes, intercambio de académicos e investigadores, y un plan de alfabetización en inglés.
El aumento de la cuota cárnica, de mejores precios para el arroz, las patentes y la importación y exportación de medicamentos, serán analizados más profundamente en abril, cuando se reúna la comisión bilateral que negocia el Tifa. Pero fuentes de gobierno aseveraron que también se registraron avances en estas áreas.
La intención del gobierno es negociar cada punto de interés comercial con rapidez, mientras se vigila la discusión en el Congreso de prolongación del fast track, para lograr la firma de la mayor cantidad de acuerdos preferenciales antes de que culmine el mandato de Bush, y comenzar a implementar los resultados en 2008.