Bush restablece alianza con Europa y logra ayuda en Irak.

Bush participó en Bruselas en una doble cumbre, con sus socios de la OTAN y con los mandatarios de la Unión Europea (UE), primera etapa de una gira por Europa nada más comenzar su segundo mandato. Con ella busca restablecer sus relaciones con los europeos para poder trabajar juntos en la esfera internacional tras las divisiones provocadas por la guerra en Irak en 2003.

“Tenemos las mismas ambiciones: democracia, libertad, lucha contra el terrorismo y el fin de las armas de destrucción masiva”, resumió el actual presidente de la UE, el primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker, a lo que Bush respondió que su “gobierno quiere que el proyecto europeo tenga éxito”.

Por la mañana, los 26 países de la OTAN se comprometieron ante Bush a reforzar la Alianza como “foro principal” de consulta transatlántica en asuntos de seguridad, mientras Francia y Alemania pidieron que se modernice el diálogo con Washington, que ya consideran desfasado.

Aprovechando la visita de Bush, los aliados prometieron participar en la misión de la Alianza en Irak para entrenar a militares iraquíes.

La UE, por su parte, acordó el lunes financiar un programa de formación de jueces y policías iraquíes y se mostró dispuesta a patrocinar junto con EEUU una conferencia internacional sobre Irak si el gobierno de ese país lo solicita.

Bush reconoció que en los dos últimos años la intervención militar en Irak “irritó a los europeos”, pero subrayó que la clave de la mejora de las relaciones entre Bruselas y Washington es “dejar esto atrás” y centrarse en el futuro.

El presidente norteamericano también se comprometió a implicarse de lleno en la búsqueda de una solución al conflicto entre israelíes y palestinos, en un momento en que las partes retomaron los contactos de paz. Bush recordó que tanto Washington como la UE apoyan una solución con dos estados.

Los europeos y Bush también demostraron su decisión de cooperar exigiendo a Siria que retire sus tropas de Líbano y que se abra una investigación internacional por el asesinato del ex primer ministro Rafik Hariri.

Además prometieron al nuevo presidente ucraniano Viktor Yushchenko, que viajó a Bruselas, que le ayudarán a hacer realidad la aspiración de este país de ser miembro de la OTAN.

Respecto a Irán, Bush dijo que es “ridículo” pensar que Estados Unidos se esté preparando para atacar al país, pero añadió que “todas las opciones están encima de la mesa”, cuando tres países de la UE –Francia, Alemania y Gran Bretaña– negocian con Teherán para que abandone su programa nuclear.

En la única gran diferencia con la UE, Bush expresó su “preocupación” por el posible levantamiento del embargo europeo de venta de armas a China, ya que “transferir armas significaría transferir tecnología, lo que podría modificar el equilibrio entre China y Taiwán”.

Las cumbres transatlánticas de ayer marcan “el inicio de una nueva etapa (…) que deje atrás diferencias que son conocidas”, resumió el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Mientras, unas dos mil personas se manifestaron en varias ciudades belgas en contra de la visita del presidente norteamericano, con resultado de varios incidentes entre éstos y la policía.

Bush continuará hoy su gira por Alemania y Eslovaquia, donde se reunirá respectivamente con el canciller alemán, Gerhard Schroeder, y con su homólogo ruso, Vladimir Putin, a quien pedirá que refuerce la democracia en su país. (AFP y EFE)