Busti pide que Argentina no le venda más madera al Uruguay

Busti declaró a la prensa el sábado por la noche que la suspensión de la venta de rollizos «no es una solución, pero yo igual voy a promulgar esa ley. Algo así sólo sirve si se arma a nivel nacional, si el Congreso de la Nación vota una ley de la madera nacional, para no venderle a Uruguay mientras subsista el conflicto por las papeleras».

El gobernador de Entre Ríos, provincia convertida en epicentro del conflicto con Uruguay, pronosticó que la ley será aprobada por la Legislatura antes de fin de mes, cuando sus integrantes regresen del receso de fin de año.

LAS PÉRDIDAS. El conflicto entre Argentina y Uruguay por la construcción de las plantas de pasta de celulosa está generando una merma de turistas argentinos que sacudirá con pérdidas por U$S 30 millones a los comerciantes uruguayos.

El cálculo, realizado por la revista argentina Fortuna, precisa, además, que serán al menos 120 mil argentinos los que no cruzarán la frontera debido a los continuos cortes de ruta en los puentes que unen Uruguay con las ciudades entrerrianas de Gualeguaychú y Colón.

Esa cantidad significa un aumento en la caída del flujo turístico al Uruguay que, hasta la fecha, registró un 34% menos respecto de otros años. Esta caída ya produjo en el país una merma en el ingreso de divisas a través de turistas argentinos por U$S20 millones.

El monto estimativo de U$S 30 millones que no llegarán a nuestras costas es el gasto aproximado que dejarán de realizar los argentinos que veranean en balnearios y playas como la de Punta del Este.

Antes del conflicto, los turistas argentinos que veraneaban en Uruguay gastaban durante su estadía unos 233 dólares per cápita, un total aproximado de U$S 130 millones de dólares.