Caen ingresos de Casinos Municipales

Las cifras muestran que la comuna percibió en el 2007 unos $ 378.000.000 (U$S 16.097.000 según la cotización promedio de ese año). En tanto que en el 2006, los ingresos por dichos locales de juego fueron $ 376.916.000 (U$S 15.664.367). En ese año, las entradas disminuyeron levemente en términos reales (0.15%) en comparación con el 2005, señala un documento de la Intendencia al que tuvo acceso El País.

La administración Ehrlich y el gremio de Casinos Municipales tienen visiones diferentes acerca de los números de esos casinos. Mientras el sindicato expresó que, en el correr del 2007 hubo una caída del ingreso bruto de esos locales de juego, autoridades de la IMM señalaron que las estadísticas del 2007 «son mejores» que las del 2006 y que estas, a su vez, superan los del 2005.

Según un informe enviado el 2 de agosto del año pasado por la Intendencia a la Junta Departamental sobre el presupuesto de los Casinos Municipales, el municipio cerró los primeros siete meses del 2007 con pérdidas. Hasta julio del año pasado, los ingresos corrientes fueron $ 236.573.000 (U$S 9.812.000), mientras que las salidas representaron $ 243.062.000 (U$S 10.081.000). Es decir, se trata de un déficit de $ 6.489.000 (U$S 269.000).

El documento municipal, que fue entregado a la Junta en respuesta a un pedido de informes realizado por el edil nacionalista Álvaro Viviano, muestra que el déficit de los casinos se arrastra desde el 2000 hasta julio del 2007. Sin embargo, el informe destaca que este se achica a partir del 2005, año que asume el intendente Ricardo Ehrlich (MPP). En el 2000, la diferencia entre los ingresos y los egresos en los casinos municipales fue de $ 24.575.000; en el 2001, $ 45.604.000; en el 2002, $ 41.594.000; en el 2003, $ 32.700.000 y en el 2004, $ 144.797.000.

En el 2005, durante el primer año de la administración Ehrlich, las pérdidas por los casinos representaron $ 34.041.000. Al año siguiente, en el 2006, las diferencias entre los ingresos y egresos cayó a $ 24.402.000.

El período 2000-2005 fue investigado por la Justicia Penal y por una auditoría de la IMM tras realizar el gremio denuncias de irregularidades contra la gestión del entonces director de esos locales de juego y luego de los casinos nacionales, Juan Carlos Bengoa (Asamblea Uruguay). En esos cinco años el déficit de los casinos de la IMM alcanzó los U$S 16.000.000.

Bengoa y sus ex asesores en la Intendencia, Orestes González Braida y José Antúnez fueron procesados con prisión el 20 de diciembre del 2007 por delitos de concusión (coima), fraude y conjunción del interés público con el privado.

PREOCUPACIÓN. El dirigente gremial de los Casinos Municipales, Enrique Book afirmó que «está bajando» la recaudación de los locales de juego municipales y señaló que la Intendencia «no adopta» medidas para aumentar la ganancia. Agregó que las salas «no están en condiciones» de afrontar la competencia con privados porque carecen de aire acondicionado; el personal no tiene uniformes en buen estado y hay espacios libres de maquinitas.

El director de Recursos Financieros de la IMM, Enrique Cabrera dijo el 27 de noviembre del año pasado en la Junta que el plan municipal para bajar el déficit de los casinos pasaba por la reducción del 20% del personal mediante retiros incentivados; la corrección de contratos con arrendadoras de «slots» y una nueva programación de los juegos que comenzó en diciembre del 2007 y finalizará en el próximo mes.

Por su parte, el dirigente sindical de los Casinos Municipales Sergio Piteta retrucó afirmaciones realizadas por el ministro Danilo Astori en la interpelación realizada el martes 12 por el diputado blanco Jorge Gandini, sobre que las políticas de compras instrumentadas por Bengoa generaron ganancias a la administración.

Piteta dijo que siendo un integrante del gobierno, Astori «cuestionó» las instituciones cuando «dudó» sobre la transparencia de la comuna y pidió una auditoría externa cuando el municipio investigaba la gestión de Bengoa.

El lunes 18, el Movimiento 26 de Marzo pidió en la Mesa Política del Frente Amplio que un tribunal de ética analice la conducta del ministro Astori con relación al caso Bengoa.