Califican la situación del campo de ‘dramática’

El informe sostiene que existen zonas del país donde en los últimos 12 meses llovió el 20% de los registros históricos para igual período -tales como Agraciada en Soriano- y en aquellas más favorecidas el total acumulado es de un 80% para igual lapso.

Esa situación ha llevado a que «la situación del campo natural» sea «dramática». El documento recuerda que en algunas zonas se observa el «tapiz amarillento, mientras que en otras se puede ver el suelo desnudo».

De esta forma, debido a la escasez de lluvias, que se acumula desde el año pasado, en las estaciones que se reserva más forraje -que son el otoño y la primavera- esto no ha ocurrido, dice el informe.

Agrega que en el caso de las praderas, la mayoría de las pasturas sembradas se encuentran en «una situación crítica, con la consecuente pérdida de calidad y volumen».

Respecto del estado del rodeo, el informe del IPA sostiene que «debido a la oferta limitada de forraje», el estado corporal del ganado de cría «es crítico en la mayoría de los casos». Agrega que los animales están en «malas condiciones».

Por ello, fundamentalmente para el Sur y Este del país «será necesario suplementar (la alimentación) para lograr mantener el estado corporal, y en algunos casos la sobre vivencia».

En el caso de los ovinos, el IPA dice que éstos presentan un «buen estado general» debido a que «aprovechan de mejor forma las pasturas cortas».

casos. El informe es respaldado por las situaciones que se viven a nivel de varios departamentos, sobre todo al sur del río Negro, aunque al norte del mismo el panorama empieza a complicarse paulatinamente.

Así, la situación en Soriano sigue incambiada, la Intendencia sigue asistiendo con agua potable a más de 100 pequeños productores para el uso humano.

Por otro lado, la falta de agua sigue causando mortandad de ganado en el departamento.

El Intendente de Soriano, Guillermo Besozzi, dijo que no se ha sembrado nada de los cultivos de verano debido a la falta de lluvias.

Ayer se produjeron algunas garúas pero fueron inmedibles en Mercedes, aunque existía (según Meteorología), la posibilidad de algunos chaparrones.

Pese a que ayer llovieron 15 milímetros en Río Negro, día a día se agrava la sequía en la zona. «Estamos cerrando un año muy grave, de 1.200 milímetros solo han caído 550», dijo el Gerente de la Rural de Río Negro Santiago Salaberry.

Las aguadas para los ganados se secan, solo se aprecia el barro en ellas, arroyos y cañadas se están cortando y los ganados no tiene donde beber, sumado todo a que prácticamente no existen pasturas verdes de época.

Los productores han optado por abrir todas las porteras de sus campos para que las haciendas recorran grandes distancias, desde las pocas pasturas que hay hasta las aguadas que aún existen.

El rubro lechería es el que más sufre la seca, las vacas no pueden parar de comer, se las debe alimentar a ración, no hay comida verde, todo es a corral con el consecuente gasto para salvarle la vida y que no dejen de producir, además de la impresionante baja de los valores internacionales.

Por otro lado, los pequeños y medianos productores del departamento de Durazno temen quedarse sin agua y comienzan a desconfiar de las bondades de almacenamiento de aljibes, pozos y afluentes semisurgentes. Aunque ayer en Durazno se produjeron precipitaciones, fueron casi inmedibles (unos 3 milímetros) y solo sirvieron para mojar la superficie.

«La seca ha dejado graves secuelas y va a costar retomar la normalidad que teníamos con el agua para uso de nuestros establecimientos», dijo Hugo García, productor de la zona de La Curva.

Graficó que el panorama es tan desalentador que «algunos vecinos han tenido que ir al pueblo para poder bañarse porque no tienen agua».

Durazno está a cuatro kilómetros de allí. Ante ese panorama vecinos han comenzado a reunirse para iniciar las gestiones para solicitar a OSE la conexión de agua potable en sus predios. (Corresponsales de Durazno, Río Negro y Soriano)