Camara de Comercio, ES MOMENTO DE PONER LA CASA EN ORDEN

Pese al buen momento de la economía local, coinciden en criticar el elevado endeudamiento del país, y valoran que sería positivo ser más austeros en el gasto

 

A diferencia de las incertidumbres del año pasado, 2010 aparece como un año con una gran certeza: Uruguay crecerá a un muy buen nivel Pese a las dificultades que aún se observan en la economía mundial, donde Estados Unidos (EEUU.) muestra enlentecimiento en su recuperación, y Europa aún tambalea, las economías emergentes, particularmente Asia y América Latina, muestran un importante dinamismo a futuro. Dentro de esta última región, Uruguay se posiciona como una de las economías que mostrará mayor tasa de crecimiento y los pronósticos de los expertos van en esa línea.

Sin embargo, aún se observan dificultades principalmente asociadas al importante endeudamiento del país. La deuda pública en términos brutos se ubico en el 62% del Producto Bruto Interno (PBI) uruguayo, mientras que la deuda neta (descontando los activos del gobierno) se ubicó en el entorno del 33%. En ese sentido, se reclama mayor austeridad a la hora de aprobar el próximo presupuesto quinquenal, para poder mitigar esta situación. No obstante, cabe recordar que el objetivo del gobierno es reducir la deuda bruta a un 40% del PBI hacia 2015 así como disminuir el porcentaje de deuda en moneda extranjera, para reducir las vulnerabilidades.

Así está el mundo

En lo que respecta a la coyuntura internacional, para la economista del estudio Carle & Andrioli, Gimena Waller, «si bien armónicamente la recesión en EEUU, ha acabado, todavía existen particularmente preocupantes los indicadores de desempleo que ronda los dos dígitos y el deterioro del consumo.

«La salida de la crisis no es un tema sencillo y no se verificará en un par de trimestres», sostuvo. Para Waller incluso es posible que la salida de la crisis tenga forma de «W». «Es de esperar que los próximos años el producto presente una evolución en forma de W, es decir una incipiente recuperación este año y una relativa caída en el próximo, para luego retomar la senda de crecimiento sostenido», detalló.-Respecto a Europa, valoró que «presenta diferentes situaciones según sea el país que se analice», aunque las situaciones más complejas se continúan observando en Grecia, cuya situación «podría mejorar en los próximos meses dependiendo del éxito de las reformas propuestas y la ayuda financiera recibida». Por su parte, el experto de la consultora Oikos, Pablo Moya, opinó que «la inestabilidad en los mercados financieros no se ha despejado» y «las intervenciones monetarias y cambiarías de los distintos estados -Japón y Brasil por comentar las más recientes para defender su moneda y beneficiar competitividad, serán la tónica hasta la recuperación económica plena». Respecto a la «economía real», explicó que «parecería estabilizarse su muy lenta recuperación», y que actualmente «sí se puede manifestar que lo peor de la crisis ya pasó». «Sin embargo, como hemos manifestado en reiteradas oportunidades, la recuperación será mucho más lenta de lo estimado, tanto en EEUU, como en la Zona Euro y Japón?, aseguró.

Para Ana Laura Fernández, asesora económica de la Cámara de Comercio un hay «riesgos» en la economía tanta internacional como regional «En estos momentos el contexto internacional continúa tensionado y con fuertes incertidumbres de cómo se va a comportar en los años siguientes. Los dos países qué pueden actuar como locomotora a nivel mundial EEUU. y China, están enfrentando sus propios problemas. En el caso de Europa se observa que la situación será más incierta de lo que se esperaba, subrayo.

En lo que respecta a nuestros vecinos, señaló que tanto Argentina como Brasil «continúan con los procesos de crecimiento de actividad, lo cual es bueno para nuestro país ya que nos asegura un determinado piso de crecimiento para estos años, no podemos olvidar que el 19% de las exportaciones uruguayas se dirigen hacia Brasil y el 7% hacia Argentina».

Economía local

«La coyuntura internacional está jugando a favor de Uruguay en términos generales: mayor absorción externa y precios al alza», valoró Moya. Sin embargo, relativizó que «también se importa inflación externa, lo que sumado a la imposibilidad de reducir la inflación doméstica, se posiciona como una vulnerabilidad». Además, indicó que el «alto endeudamiento en relación al crecimiento de los años anteriores» es otro punto de atención, y opinó que «se debió reducir la deuda de mayor manera y generar mayores superávit fiscales primarios para estar más próximo al equilibrio riscal de lo que se proyecta».

«Si con tantos años creciendo por arriba de la tasa potencial no podemos lograr el equilibrio, ¿cuándo se podrá?’, se cuestionó el economista.

No obstante, sostuvo que «el acceso a los mercados voluntarios de deuda no se presenta como una limitante, máxime con la posibilidad de obtener en el mediano plazo el grado inversor». Igualmente estimó que ello no sucederá «antes de los próximos 5 años». No quiso realizar una estimación específica de crecimiento del PIB para los próximos años porque aún se están corrigiendo las cifras con los datos del segundo trimestre del año. Por su parte, Waller, interpretó que «Uruguay presenta una buena situación y ha sabido aprovechar lo bueno de las crisis internacionales». Asimismo, aseguró que «el incremento del mercado chino como destino exportador de nuestros productos, es uno de los tantos ejemplos de la estrategia uruguaya». Enfatizó que el país también debe estar preparado «para cuando las economías desarrolladas comiencen con su recuperación ya que es posible que incrementen sus barreras proteccionistas y comiencen a jugar su propio juego». La experta de Carie & Andrioli estimó que en 2010 d crecimiento económico será «muy superior al 7%», mientras que para 2011 «se relativizaría el crecimiento y seria de orden de 4%».

En tanto, Fernández explicó que con últimos datos de actividad que se han publicado respecto al desempeño económico del país, se puede establecer que la situación actual «es favorable». Sin embargo, relativizó que es necesario realizar «determinadas advertencias» particularmente referidas al Presupuesto Nacional para el período 2010-2014 que está a estudio del Parlamento.

«Más allá de las altas tasas de crecimiento positivas que se están generando en la economía y que se proyectan para los futuros años -claramente por encima de la media histórica del crecimiento de la economía uruguaya-, no se logra revertir d deterioro de las cuentas fiscales dd país, tal como lo demuestra la proyección realizada por d gobierno quien para d 2014 se estima un déficit de orden del 0.8% del PIB, lo que representaría más de U$S 300 millones de pérdida fiscal», detalló. Apuntó que «la coyuntura excepcional» que

está viviendo Uruguay «es el momento ideal para poner la casa en orden y reducir gastos de manera de generar un colchón de recursos, ya que es claro que esta situación muchos años más no puede durar».

Sin embargo, «las autoridades establecen que se van a gastar todos los ingresos generados por el aumento de la actividad económica». Además, «d 53% del aumento de los gastos durante los próximos años se destinará a remunera-dones del sector público, que (…) son totalmente regidos, y frente a una situación económica distinta a la proyectada serán muy difíciles de modificar».

«Parte de este aumento de ingresos producto de aumento de la actividad debería por d contrario destinarse a la reducción de impuestos y de esta forma generar mayor actividad económica, lo cual multiplica d empleo y genera mayor bienestar para toda la economia y sociedad», subrayó.

Por su parte, proyectó que en 2010 d país crecerá cerca de un 8%, mientras que en 2011 lo haría un 5,5%.

Expectativas

El mayor optimismo sobre la economía también se pudo óbservar en la encuesta de expectativas económicas que realiza d Banco Central (BCÜ) entre instituciones y analistas privados y públicos, los que corrigieron sus estimaciones de crecimiento de PBI al alza. La mediana de las respuestas sobre el crecimiento de la economía en 2010 brindadas al Central se ubicó en 7,03%, porcentaje que constituía la contestación más alta brindada en d mes de agosto, en d que la mediana se había ubicado en 6,5%. Se detalla además que la respuesta mínima otorgada fue 5,5% (al igual que en agosto) mientras que la máxima subió a 8,6% de crecimiento de la actividad para d conjunto de año. Aunque en menor medida, también se corrigieron al alza las previsiones de crecimiento del PBI para 2011, ubicándose la mediana en 4,5%, diecisiete décimas más que en la encuesta de agosto, oscilando entre un 4% y un 5.44%.

Además de las previsiones sobre la actividad, la encuesta reveló que la mediana de los economistas espera que el empleo crezca 1,30% anual entre 2010 y 2011, y -pese a estimar un mayor incremento del PBI- también elevaron su previsión de déficit fiscal a 0,9% y 0,87% para 2010 y 2011 respectivamente. Seguramente ello está incidido por la presentación en el Parlamento del Proyecto de Presupuesto Quinquenal.

Respecto al valor de dólar, los agentes privados y públicos consultados, recortaron su previsión respecto al mes anterior. Mientras que en agosto estimaban que la divisa norteamericana iba a cerrar el año en 21 pesos, en setiembre la mediana se ubicó en 20,75 pesos. Para 2011, pronostican un dólar a $ 21,45.

Indicadores

Algunos indicadores con dos esta semana van en consonancia con lo manifestado por los expertos y augura para los próximos meses un buen desempeño de la economía. El índice Líder de Ceres (ILQ que mide d nivel de actividad credo 0,3% en julio resperto al mes anterior, acumulando un año y dos meses de aumentos consecutivos, lo que estaría indicando que el nido de actividad continuaría creciendo en d tercer trimestre del año. Además, d índice de difusión del indicador (que mide la proporción de variables que lo integran que evolucionaron positivamente) se ubicó en d 89% lo que implica que la mayoría de las variables se comportaron de forma-expansiva en el mes.

Según detalla d informe de Ceres, las variables que mayor impacto tuvieron sobre el ILC fueron las extremas en particular el comportamiento de las economías de la región y más concreta mente Brasil, cuya producción industrial credo 04% en julio con relación a junio. Entre los elementos internos, se destacó el incremento de la demanda de bienes de capital Por otra parte, d Indicador Adelantado de la Producción Industrial (IAPI) que elabora la Cámara de Industrias volvió a crecer en setiembre, lo hizo un 1%, dejando atrás tres meses de estancamiento de su actividad. De esa forma, según el comunicado difundido por la gremial, se puede «pronosticar que la producción industrial mantendría la senda de crecimiento al menos hasta el último trimestre del año». Además, el índice de difusión del IAPI si bien mostró una disminución respecto al mes anterior, ubicándose en 64%, se aprecia que la mayoría de las variables que componen el indicador se comportaron de manera expansiva. Las principales variables que presentaron un comportamiento negativo refieren al comercio exterior del Uruguay y a la evolución del contexto internacional.