Cámaras dispuestas a volver a la negociación

Argumentan, además, que el decreto de prevención de conflictos recién elaborado por el Poder Ejecutivo no tiene demasiada importancia, dado que es transitorio y sólo tendrá valor hasta que entre en vigencia la ley de fueros.

Las autoridades de la Cámara de Comercio y de la cámara de Industrias se reunirán hoy de tarde para evaluar el decreto del gobierno, y adoptar así una posición formal de cada gremial. Una vez que hagan lo propio las 17 cámaras, habrá una puesta en común para responder a la convocatoria realizada por el Ministerio de Trabajo. Eso podría suceder hoy mismo o tal vez mañana.

El subsecretario de Trabajo Jorge Bruni «exhortó» el martes a empresarios y trabajadores a que vuelvan a sentarse sobre la mesa para buscar un consenso.

Fuentes de la Cámara de Comercio indicaron que en principio el decreto oficial no recoge las aspiraciones empresariales, pero aclararon que se apuntará a seguir negociando en las tres semanas que restan.

MUCHO LIO. «Haremos un estudio detallado de lo aprobado. Este no es un tema nuestro, no es un problema creado por nosotros. Es un problema que crearon otros y nosotros heredamos», dijo a El País el presidente de la cámara, José Luis Puig.

Agregó que el propio ministro de Trabajo Eduardo Bonomi generó inconvenientes, al emitir un decreto de protección sindical a mediados de setiembre sin la contraparte de prevención de conflictos, reclamada por las empresas. Eso fue enmendado a través de este segundo decreto, elevado el martes a Presidencia.

«Nosotros tenemos voluntad dialoguista y queremos meternos en el tema fundamental: la ley. Hace mucho que discutimos los decretos reglamentarios, que son transitorios. Nos quedan 25 días para ver posibles modificaciones al proyecto de ley. ¿Hacemos todo este lío por un decreto que dura tan poco tiempo? No parece lógico, cuando el tema de fondo es otro», opinó Puig.

Sostuvo que empresarios y trabajadores tienen «muy claro» cuáles son los aspectos que desean cambiar del proyecto de ley aprobado en Diputados. «Creo que 25 días son más que suficientes para llegar a un acuerdo o no, para definir el tema», advirtió.

En el mismo sentido se pronunció el prosecretario de la Cámara de Industrias, Nelson Penino, que afirmó que el decreto de prevención de conflictos era una «valla que había que sortear», pero que «lo principal» es la discusión sobre los fueros.

Desde la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa, su presidente Ricardo Posada dijo ayer a radio El Espectador que el decreto vigente «no es el mejor», pero que las partes no deben seguir enfrascadas en la discusión. «Hay que discutir la ley de fuero sindical, bajo la premisa de que no vamos a defender a nadie que despida a un trabajador por ser dirigente sindical o estar conformando un sindicato», aseguró.

Puig, en tanto, negó que existan diferencias entre empresarios, aunque admitió que sólo la Cámara de Comercio «formalizó» su disgusto sobre el decreto de protección sindical, al impugnarlo. «Pero a ninguna cámara le gustaba el decreto», comentó.

SINDICATOS. Mientras tanto, el Pit-Cnt aún no ha analizado en forma oficial el último decreto del gobierno, pero en principio se aprobará la iniciativa.

«Somos partidarios de un sistema de prevención de conflictos. Hay reglamentaciones similares en la mayoría de los convenios colectivos y es correcto que el tema se generalice», dijo a El País el dirigente Milton Castellanos.

Agregó que ahora un empresario deberá «sentarse a dialogar y avisar» antes de tomar una medida como puede ser «despedir a 50 trabajadores».