Cámaras reseñarán las leyes a modificar en próximo gobierno

«ACÁ NO HAY resignación», dijo el gerente de Jurídica de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, al analizar el proceso legislativo que ha atravesado la ley de negociación colectiva. Lejos de bajar los brazos, el sector empresarial redobla sus esfuerzos y piensa en el corto y mediano plazo. «Vamos a seguir trabajando en diferentes líneas para derogar esta ley que es mala», explicó Mailhos a Ultimas Noticias. Sostuvo que el sector empresarial continuará trabajando sobre las quejas y reclamos elevados ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y analizando las «insatisfactorias» modificaciones introducidas al proyecto en los últimos días. «Vamos a seguir trabajando para que esta ley sea modificada o derogada», sostuvo. Mailhos dijo que a la luz de las derivaciones del proceso de ley de negociación colectiva «paramos las rotativas acá, seguimos sin negociar con este gobierno los textos legales y vamos a hacer una reseña de leyes que les propondremos a los próximos gobiernos para que san modificados. No hay resignación. Si se aprueba la ley se tomará como hito, la vamos a rechazar, estamos en contra de su contenido». No obstante, aclaró que «si la ley es ley, trataremos de cumplirla, de generar las condiciones más adecuadas para el sector empresarial, pero trabajaremos también en el mismo sentido como tantos uruguayos trabajan para derogar otras leyes».
El sector empresarial considera necesario regular también los sindicatos y la huelga. «Si me preguntas yo te digo que sí. Ahora, en qué condiciones vamos a regularlo. Que el gobierno nos imponga cuál es su visión de la huelga y de los sindicatos. Desde ya te digo que no».
Otro tema recurrente por estas horas es la advertencia sobre el impacto de esta nueva ley en el informalismo. «Se ampliará la brecha entre el sector formal e informal de la economía. En el sector informal no hay sindicatos, no se aplicará, por tanto, la ley de fuero sindical, no habrá ocupaciones, no se negociará colectivamente. Esto hoy es el 40% de la economía, tal vez pueda llegar a ser el 50% o el 60% de la actividad», dijo el abogado. «En el sector empresarial, las empresas grandes podrán convivir con esta ley, pero el 93% de las empresas del país, que según datos del BPS ocupan a menos de 10 trabajadores, van a tener alguna dificultad».
Mientras tanto, el presidente de la Cámara de Comercio, Alfonso Varela, dijo a Ultimas Noticias que «o se regula todo, o no se regula nada». En virtud que a su juicio la tendencia es reguladora, «entonces que se regule la negociación colectiva en sí misma, que se regule el ejercicio del derecho de huelga, que es la consecuencia en caso que la negociación colectiva fracase y que se regule la vida empresarial y también la gremial».
«Hasta ahora tenemos la negociación colectiva y la regulación de las empresas, es obligatorio ir a negociar, es obligatorio brindar información, si no se actúa bien hay sanciones. ¿Y del otro lado (de los sindicatos) qué ¿pasa?», preguntó el titular de la Cámara de Comercio.