Cámaras y Pit-Cnt, seguros de que no habrá acuerdo

En una reunión llevada a cabo ayer de tarde, las 18 cámaras también coincidieron en que no aceptarán un acuerdo parcial y que sólo aprobarán la propuesta oficial si están de acuerdo en forma completa con su contenido, afirmaron a El País fuentes empresariales.

El Ministerio de Trabajo hará llegar el documento hoy al mediodía al Pit-Cnt, cámaras empresariales, y legisladores con el objetivo de lograr un acuerdo después de 60 días de trabajo de la comisión cuatripartita. Las partes tendrán tiempo para estudiar el planteo hasta el martes a las 16.00 horas, cuando se realizaría la última sesión de éste ámbito. El tema volverá luego al Senado.

En el Pit-Cnt hay pocas expectativas de acordar con los empleadores. «Las dos partes tienen posiciones extremas. Salvo que el gobierno haga magia, será muy difícil lograr consenso», dijo a El País el dirigente Juan Castillo.

Agregó que seguramente el gobierno elaborará «un ensayo» que signifique una «muestra de voluntad» para que «no parezca que la comisión cuatripartita trabajó al cuete».

CAMINO DEL MEDIO. Las 18 cámaras que han participado en el proceso de negociación, se reunieron en la tarde con el objetivo de evaluar la marcha de la cuatripartita.

Allí se apoyó lo actuado por los delegados en la comisión y se ratificó la posición patronal: que sólo deben tener fueros —y, por lo tanto, deben ser retornados al puesto de trabajo— los dirigentes sindicales y fundadores de gremios. Por el contrario, el Pit-Cnt entiende que el fuero tiene que ser «universal» y proteger a todos los trabajadores que integran organizaciones sindicales, tal como establece el proyecto de ley votado en Diputados.

El documento del gobierno resumirá los acuerdos que ha habido en la cuatripartita y hará una propuesta en el punto donde hay diferencias, que significa una parte central de la iniciativa. Según ha afirmado el director de Trabajo, Julio Baráibar, el planteo oficial será intermedio entre las posiciones del Pit-Cnt y de las cámaras.

«En principio estábamos en contra de la reinstalación de los empleados, pero luego la aceptamos sólo para los dirigentes gremiales. Por eso, nosotros fuimos los que tomamos el camino del medio», afirmó el delegado patronal Eduardo Apud.

MALA LEY. Los empresarios entienden que se instalará la «inamovilidad» de los funcionarios privados si se aprueba la posición gremial.

En el encuentro también «quedó claro» que las empresas «no aceptan» acordar sólo en algunos puntos, ya que entienden que la iniciativa a estudio del Parlamento es «una mala ley», dijeron fuentes de la Cámara de Comercio.

Los delegados analizaron declaraciones realizadas esta semana por el ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, quién afirmó que la reinstalación de los trabajadores fue puesta como tema de discusión a último momento por el sector empresarial.

Las patronales manifestaron su preocupación por los dichos del ministro, ya que entienden que la posición empresarial estuvo clara desde un primer momento. «Las cámaras ya discreparon con la reinstalación universal al presentarse ante la comisión de legislación de Diputados», afirmó el protesorero de la Cámara de Industrias, Andrés Fostik.

Y recordó que los empleadores presentaron un documento llamado «Aporte para un marco consensuado» el 14 de setiembre pasado en la cuatripartita, donde se reiteró la oposición a que todos los trabajadores sean retomados.