Campaña arde por spot sobre el MLN

La campaña electoral fue sacudida ayer por una confrontación abierta entre el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) y el Foro Batllista. El incidente se disparó a partir de una acusación del sector que lidera el ex presidente Julio Sanguinetti al MLN-T por coartar la libertad de expresión al prohibir el uso de imágenes de tres de sus principales dirigentes en una pieza publicitaria que se iba a difundir por la televisión como parte de la campaña.

El spot fue elaborado en base a declaraciones hechas en 1996 por altos dirigentes tupamaros como los senadores José Mujica y Fernández Huidobro y la diputada Lucía Topolansky, que forman parte de un documental alemán sobre ese movimiento.

El MLN-T envió una nota a los canales de televisión desautorizando el uso de la imagen de esos dirigentes y logró que no se difundiera la pieza.

Sanguinetti defendió la posición del Foro de difundir el spot, dijo que el sector fue «víctima de una censura» y explicó que «un amigo» compró el documental en Cinemateca. A su vez ayer, el candidato colorado Guillermo Stirling afirmó en el almuerzo en ADM que «no prohibí el uso de mi imagen porque no tengo nada de qué arrepentirme».

El Foro respondió ayer publicando en su página web el spot y haciendo circular la pieza por correo electrónico. Los tupamaros recibieron una queja de los autores alemanes del documental, preguntándoles si ellos a su vez habían comercializado la película, lo que no estaban autorizados a hacer.

Pero el enfrentamiento se agudizó cuando Fernandez Huidobro acusó a Sanguinetti de estar vinculado y «manejar» los escuadrones de la muerte, lo que fue terminantemente desmentido por el líder forista, que alegó que se trata de algo «sucio» ideado por los tupamaros y que no es sino «una difamación».

EL PASADO. En entrevistas con Radio Sarandí y Concierto FM a lo largo de la mañana de ayer, Fernández Huidobro culpó al Foro de haber impedido en los días previos la difusión de 22 spot que ese sector frenteamplista pensaba poner al aire con declaraciones del vicepresidente Luis Hierro y del propio Sanguinetti. Fernández Huidobro preguntó «¿cómo se le puede ocurrir a Sanguinetti que los problemas del país se resuelven con un spot sobre los tupamaros?»

Además, acusó al ex mandatario de cometer «una chanchada» y de ser «el inventor de los cucos» vinculados a la izquierda.

Responsabilizó a Sanguinetti de ser «el inventor» de este incidente porque «mira todo el pasado, lejanísimo. Si quiere discutir el pasado estoy a la orden pero vamos a discutirlo durante dos o tres días, en especial la participación de Sanguinetti en los escuadrones de la muerte».

«Esto surge por declaraciones del arquitecto Juan Pablo Terra, dirigente del Partido Demócrata Cristiano, quien entrevistó a policías en actividad y entrevistó a Julio María Sanguinetti. Y Julio María Sanguinetti se comprometió personalmente a desactivar ese escuadrón. Está en los libros de Historia. Todo eso está a disposición del público», amplió el senador tupamaro.

UNA LOCURA. «Lo que está en juego es que los tupamaros quieren impedir que se difunda su propio pensamiento. No se tergiversa nada, ni se inventa nada. No se hace un insulto al pasar como el que hizo el señor Fernández Huidobro. Es una locura fantástica», replicó por su lado Sanguinetti.

Agregó que los tupamaros «no pueden prohibir lo que no es de su propiedad», alegando que el documental fue vendido por Cinemateca a un particular. «Es una película pública que se difundió en el cine y que se comercializa», dijo.

Según Sanguinetti, «los tupamaros, que son la mayoría del Frente Amplio, siguen actuando con métodos reñidos con los hábitos democráticos», subrayó el ex mandatario.