CAN convence a Mercosur de avanzar hacia un tratado de libre comercio

En lo que se considera la «hoja de ruta» para llegar el próximo 31 de diciembre a un acuerdo para el primer tratado de libre comercio entre bloques, los principales socios comerciales del Mercosur, Argentina y Brasil, aceptaron el lunes negociar distintos niveles de desgravación y salvaguardar las asimetrías de los países menos favorecidos.

Los países del CAN (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela) presentaron en la reunión de cancilleres de bloques, celebrada el lunes en Montevideo, las pautas que consideraban necesarias para concluir el acuerdo este año, tras el fracaso de la meta del año 2000.

Los socios del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) recibieron con beneplácito las propuestas, al tiempo que la consideraron «una base positiva para avanzar en las negociaciones que permitan concretar el objetivo compartido». Un programa de reuniones para llegar al 31 de diciembre de este año al acuerdo quedó diseñado en Montevideo.

El canciller brasileño, Celso Amorín, que se mostró entusiasmado por lo acordado en las 6 horas de reunión en Montevideo, al responder con un inusual optimismo una pregunta de EFE sobre si se llegaría a concretar en la fecha prevista, tras los antecedentes de 5 años de discusiones y a 3 del último plazo para la firma del acuerdo fijado para diciembre de 2000.

Amorín dijo que se había elegido un camino práctico, muy positivo y consensuado para recoger y analizar las dificultades y negociarlas entre todos. El canciller peruano, Allan Wagner, también se mostró muy optimista, después de que su país está a punto de culminar un acuerdo «cuatro más uno» con el Mercosur, que se inserta en el marco de este proceso de integración de bloques.

El canciller uruguayo, Didier Opertti, que presidió la reunión, no les fue a la zaga y dijo que existe el compromiso de programar «en forma práctica las pautas de discusión y el calendario».

El mérito de desbloquear las negociaciones pareció provenir desde las naciones andinas, que ya tienen acordadas y vigentes entre cuatro de ellas el cien por ciento del arancel externo, aunque con Perú, el quinto país, el porcentaje desciende hasta el 62 por ciento, pero aún le quedan dos años de plazo para las desgravaciones, como aclaró la ministra ecuatoriana, Nina Pacari. Los andinos trajeron a la reunión de Montevideo una propuesta para discutir las acciones concretas.

La CAN propuso que para llegar a la zona de libre comercio de bloques se necesita en primer lugar discutir los plazos posibles de desgravación general por 10 años para los países andinos, Paraguay y Uruguay, los más socios más pequeños del Mercosur. Brasil y Argentina, los socios mayores del Mercosur, estuvieron de acuerdo en discutir esta base para guardar las asimetrías en las cuales insisten los países más pequeños.

También los andinos propusieron contar con el menor número de niveles de desgravación inicial y proponen 10, 15 y 35 por ciento para todos menos para Argentina y Brasil, que tendrían un desarme arancelario inicial del 30 y el 45 por ciento, respectivamente. Se pidió discutir un plazo máximo de desgravación para productos sensibles de 13 años y algunas excepciones se extienden hasta 15.

Asimismo se negociarán una cláusula de salvaguardia agrícola y un régimen general de origen con determinados requisitos que las partes acuerden. La reunión culminó con un extenso calendario de reuniones que se desarrollarán en la sede ALADI a partir del 25 de agosto con una cita de viceministros.

En octubre se celebrará una reunión ministerial en la sede de la CAN, en Lima, para evaluar la marcha de las negociaciones porque es propósito de los cancilleres de «mantener un permanente seguimiento del proceso de negociación», dijo el ministro Opertti. Finalmente se fijó la firma del Acuerdo de Libre Comercio CAN- Mercosur en diciembre de 2003, durante la cumbre de presidentes del bloque regional en Uruguay.

(EFE)