Cañeros ganan tiempo en medio de negociaciones con el gobierno

Sin embargo, esta mañana irá a declarar ante el Juzgado de Bella Unión el arrendatario de la chacra, Conrado Villalba, y después, según disponga la jueza, irán los cañeros. Esto puede ocurrir hoy mismo o mañana, por lo que el plazo para la desocupación podría extenderse otras 24 horas o, incluso, por tiempo indeterminado, hasta que Casullo tome una decisión final.
Dos representantes de los cañeros que llegaron ayer a Montevideo para mantener reuniones con autoridades del gobierno y el PIT-CNT, consiguieron que el ministro del Interior, José Díaz, les diera su palabra de que “no va a haber ninguna represión” contra los ocupantes, aseguró Enrique Bandera, miembro de la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA).

Bandera y Sonia Navarro, del mismo gremio, viajaron 600 kilómetros para aclarar que “acá no hay móviles políticos, esto (la ocupación de tierras) no es contra el gobierno de Tabaré Vázquez, sólo queremos la tierra para trabajar, nada más”, explicó Navarro.

Al mediodía se reunieron con dirigentes del PIT-CNT, que le gestionaron un encuentro con el prosecretario de la Presidencia, Jorge Vázquez, con el ministro de Ganadería, José Mujica, y con el presidente del INC, Gonzalo Gaggero.

Mientras en Bella Unión los cañeros habían decidido en asamblea no abandonar la chacra que ocupan desde el domingo, los representantes en Montevideo aclaraban sus “nobles” intenciones y ganaban “tiempo político” para evitar el desalojo forzoso, señaló el dirigente del PIT-CNT, Juan Castillo.

Navarro dijo ayer a la salida del encuentro con Jorge Vázquez, en el Edificio Libertad, que la suspensión del desalojo lo consiguió “un técnico de Colonización” que viajó a Bella Unión y “habló con la jueza para pedirle 24 horas más de plazo”. Ante estas expresiones, el dirigente del PIT-CNT, Luis Puig (que los acompañó en la reunión y en la conferencia de prensa posterior), le habló al oído a Navarro. Segundos después Navarro pidió la palabra y aclaró que el técnico de Colonización había ido a hablar con la jueza porque “los compañeros que están en la chacra se lo pidieron para poder terminar con el preparado de la tierra”. Después fue el propio Puig quien pidió la palabra para asegurar que “ningún integrante del Poder Ejecutivo hará gestiones ante la Justicia por ningún motivo”.

Con Vázquez. Los dos representantes de los cañeros le explicaron a Jorge Vázquez que ocuparon el domingo la chacra porque de lo contrario, si esperaban más tiempo, “se perdía la oportunidad de sembrar ahora y cosechar en el próximo otoño”, aseguró Navarro. Si hubieran dejado pasar esta oportunidad, “recién en setiembre tendríamos otra posibilidad de sembrar” caña de azúcar. “En verdad debíamos haber plantado ya en diciembre, pero se dilató la situación”, agregó.

Bandera, en tanto, aseguró que el prosecretario de la Presidencia “poco puede hacer por nosotros. No puede ir a un ente (Colonización) a pedir nada, y nosotros respetamos eso”. Consultado sobre si en nombre del gobierno Jorge Vázquez les había asegurado que no iban a ser desalojados, Bandera contestó: “No, él no nos puede asegurar eso; nadie puede”.

Con Gaggero. Los del enviados de los cañeros también se reunieron con el presidente del INC, Gonzalo Gaggero, para preguntarle “cuál va a ser la política de Colonización de aquí en más”. “Querían saber qué vamos a hacer con este caso”, el de la chacra ocupada, y “cuál va a ser nuestro proceder después”, explicó Gaggero.

Tras esta reunión, ni el titular del INC ni los cañeros quisieron hacer declaraciones a la prensa. Sin embargo, El Observador pudo saber que el INC “no justifica ninguna ocupación” y así se lo hicieron saber a los cañeros.

También trascendió que en el próximo mes de febrero o marzo, los trabajadores de la UTAA van a concretar la compra de una chacra de 12 hectáreas en un predio ubicado a 3 kilómetros de Bella Unión, por lo cual la ocupación de tierras ahora “no se entiende ni justifica”, señalaron fuentes del INC. Esto fue confirmado por Bandera, quien aseguró sin embargo que no son 12 hectáreas si no dos, donde viven dos familias.

En la reunión con los cañeros el INC deslindó responsabilidades en una eventual expulsión de la chacra ocupada y aclaró que ese extremo depende de la acción judicial que inició el colono arrendatario del terreno, quien hizo la denuncia ante la jueza Casullo.

Con Mujica. La reunión con Mujica fue breve y según Bandera el ministro de Ganadería y líder del Movimiento de Participación Popular (MPP) les dijo que “no era quién para correrlos del campo” y que si bien no los condenaba por la medida extrema, tampoco los iba a respaldar. En declaraciones a la prensa, Mujica tomó distancia de la ocupación y dijo que la política del gobierno respecto a la producción azucarera iba a generar “9.000 hectáreas más de plantación” y “trabajo para muchos cañeros”.