Caravanas cruzadas y maratón de actos en el domingo previo.

Temperatura templada y cero lluvia es el pronóstico para el sábado y domingo, marco ideal para poner en marcha el despliegue proselitista: caravanas, banderas, puestos de reparto de listas, movidas con música y actos políticos por doquier, a una semana de la elección.

El domingo es el día clave en Montevideo. El Frente Amplio prepara una «gigantesca caravana» desde Colón hasta Pocitos, entre las 10 y las 17 horas, que también pasará por localidades de Canelones (Toledo, Barros Blancos y Ciudad de la Costa). La fórmula frenteamplista cerrará el día a las 18.30 en el Parque Rodó, en un acto del Partido Socialista.

A esa misma hora, el Partido Independiente termina su campaña en Plaza Gomensoro, tras una caravana que partirá desde Rambla Sur y llevará a los militantes por buena parte de Montevideo durante la tarde.

También a las 18.30, Luis Alberto Lacalle y Jorge Larrañaga hablarán en un acto de la lista 41.000 de Carmelo Vidalín en Barrios Amorin y Mercedes, en el medio de una maratónica jornada con nueve actos distintas (uno por lista), desde el mediodía hasta la noche.

Los colorados no tienen caravana, pero sí depositan todas las expectativas en un acto de cierre de campaña que implica el regreso a 18 de Julio.

La Policía estará atenta a esta movida electoral: abrirá paso en el tránsito montevideano y no descarta cruces entre las distintas caravanas. Así, los dirigentes del Partido Independiente definían ayer los detalles de su caravana para no toparse con la del Frente en Pocitos.

En el Partido Nacional, el cronograma de actos generó muchos dolores de cabeza. «Es la cuarta vez que nos cambian los horarios», lamentaba ayer un dirigente de una agrupación pequeña, ante las marchas y contramarchas de horarios. Hay muchos detalles a tener en cuenta: la Lista 71, por ejemplo, quería cerrar la jornada del domingo en Kibón, pero hace dos días se enteró que la caravana del Frente Amplio termina allí y hubo que mover la actividad a la avenida 18 de Julio.

MOVIDA. Los blancos dieron marcha atrás a su intención de realizar un gran acto de cierre en Montevideo en la Plaza Independencia y, por el contrario, dispusieron para el domingo una larga serie de actos de las agrupaciones. La idea es que sea una jornada de militancia blanca en todo Montevideo y no limitarse a una zona concreta. «Reventamos los últimos cartuchos», admitió un referente de la Lista 71.

La prioridad para los nacionalistas es el reparto de las hojas de votación. Así, la Lista 2004 duplica la cantidad de puestos: de 250 a unos 500 «kioscos» el sábado y domingo. La Lista 71 tendrá unos 380 puestos de reparto, casi todos con militantes. Los blancos pagan unos $ 200 por día de viático a quienes reparten las listas.

Lacalle y Larrañaga estarán el domingo de tablado en tablado. Ese día habrá competencia entre las agrupaciones para ver cuál lleva más gente al acto. La fórmula empezará el día en el programa Uruguay Decide de canal 4. A las 12.30 estará en una actividad de la lista 33 en el Prado: «El Rosedal se viste de blanco», con música y juegos para niños. Luego seguirá a Malvín Norte a un acto de la lista 2004, a la hora 16 estará frente al Colegio Pío en Colón en un acto de la lista 404, pasará por Carrasco y terminará en el Centro, con la Lista 71.

En tanto, Pedro Bordaberry y Hugo de León serán los únicos oradores en el acto de cierre en 18 de Julio y Tristán Narvaja, frente a la Biblioteca Nacional. Allí se verá un escenario grande con fondo rojo y toques celestes. La jornada incluirá espectáculos musicales. Está confirmada la actuación del folclorista Carlos Paravís y de Daniela Repetto, una salteña que canta cumbia y que aparecía en los spots de Bordaberry en las internas. (Producción: Eduardo Barreneche y Pablo Melgar).