Carlos Viera: Entendimiento con el BID es una «señal muy fuerte» de apoyo a Uruguay

El economista de la Vertiente Artiguista, designado para ocupar la OPP dijo que la asignación de los dineros del BID dependerá de que se tomen providencias para que los recursos se canalicen adecuadamente hacia proyectos viables.

El Banco se comprometió a aportar financiamiento por, al menos, 1.200 millones de dólares en los próximos cinco años. Viera explicó como será el flujo de fondos, del BID y como trabajará el gobierno con ese dinero.

«No todo ese dineral es algo que se puede usar inmediatamente. Esto es un proyecto a través del cual los recursos se van generando a través de proyectos concretos, de manera que la asignación de recursos dependen de que se tomen las debidas providencias para que esos recursos se canalicen adecuadamente hacia proyectos de inversión; hacia destinos que todos consideremos como los mejores2, afirmó.

El futuro jerarca recordó que durante este período de gobierno hay que amortizar una gran parte del endeudamiento por lo que no se deben considerar los recursos brutos con los que contará el gobierno, sino con los netos.

«Hay que amortizar buena parte del endeudamiento con los organismos internacionales en este período, de manera que no pueden considerar los recursos brutos, sino los netos. Además, considerar que en este período importa que hay en ejecución 500 millones de dólares en proyectos que pueden considerarse como una buena forma de avanzar en tales proyectos», sostuvo.

El técnico recordó que el gobierno electo todavía no está negociando porque aún no asumió, aunque calificó el entendimiento preliminar con el BID como «auspicioso».

Este jueves llegan a Uruguay los enviados del Fondo Monetario Internacional. Tres días antes de llegar, el FMI divulgó un documento en el asegura que espera que en Uruguay se obtengan superávits primarios del orden del 4% del PBI durante los próximos años para hacer sostenible el nivel de endeudamiento. También se realizan otras recomendaciones de política económica.

Consultado a este respecto Viera prefirió no referirse al tema en particular. Dijo que lo que se buscará mañana y pasado será «tener un diálogo fructífero, tener la visión de cada cual sobre el diagnóstico que se tiene del país, sus posibilidades y buscar una primera aproximación, que no significa negociación, ni mucho menos. Se seguirán viendo otros aspectos en sucesivas reuniones y esperemos que partamos con buen nivel de entendimiento desde el principio».