Carne: semana clave para negociar acuerdo de precios.

Con dos reuniones en la semana pasada -el jueves en la Cámara de la Industria Frigorífica del Uruguay (Cifu) y el viernes con la Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay (Adifu)- el subsecretario de Economía, Andrés Masoller logró bajar los decibeles del enfrentamiento que se había instalado entre el gobierno y los frigoríficos.

El Poder Ejecutivo había instalado su malestar en la palabra del presidente Tabaré Vázquez y de su hermano, el prosecretario Jorge Vázquez. Los frigoríficos no quisieron la polémica pública extendida, aunque sí habló -un solo día- Daniel Belleratti, ejecutivo de la Cifu.

INTEGRANTES

El actual Inac -que reconoce como primer antecedente el organismo que con el mismo nombre fue creado hace 40 años por el decreto Nº 601/967, de 8 de setiembre de 1967- se estructura sobre la base del anterior Inac y de la Comisión Administradora de Abasto (Cada), organismos que hasta la aprobación en 1984 del mencionado decreto-ley Nº 15.605 regulaban los aspectos vinculados a la exportación y el abasto interno, respectivamente.

La Junta Directiva está integrada por representantes de la Asociación Rural de Uruguay (ARU), de la Federación Rural (FRU), de la Cifu y de la Adifu.

El presidente del Inac, Alfredo Fratti y su vice, Fernando Pérez Abella, son designados por el Poder Ejecutivo. El primero por el Mgap y el segundo por Industria. Ambos son productores ganaderos, incluso en el primer caso, Fratti, fue dirigente de la Federación Rural.

DECISIONES

Las conversaciones entre el gobierno y los frigoríficos son de vieja data. Pero la asunción de Enrique Rubio en la OPP, determinó una modificación en la forma de relacionamiento. Hasta ese momento, las conversaciones eran con Mujica o con Fratti.

Un ejemplo de ello fue el pasado 11 de diciembre cuando en oficinas de la OPP se recibió a los ganaderos, frigoríficos, carniceros y supermercados para conversar sobre la rebaja del asado. El acuerdo se alcanzó 11 días después, el 22, con los anuncios de que el asado bajaba de precio desde el 2 de enero.

Pero pocos días después los frigoríficos anunciaron un aumento de todos los cortes, exceptuando el asado. Ahora, el gobierno quiere acuerdos claros y duraderos. Por eso se imagina una batería de acciones que va desde los impuestos a las exportaciones hasta la modificación del criterio para el otorgamiento de la Cuota Hilton (Ver recuadro «La batalla…”).