Casi 4.000 turistas de cruceros llegaron ayer a Punta del Este

Punta del Este vivió ayer su primera movida importante de la temporada 2007/2008 con el arribo de tres cruceros de verano que permanecieron fondeados en la bahía de Maldonado conformando de esta manera una de las mejores postales del verano.

«Es uno de los días de mayor trabajo de toda la historia del balneario en materia de cruceros. Los turistas bajan muy animados y hasta ahora no se produjo ningún inconveniente. Todo lo contrario. La operativa de los cruceros será muy fuerte durante todo el verano pero la infraestructura de atención seguirá mejorando. El 27 de diciembre quedará operativo el muelle de la parada 3 que será empleado para recibir a los turistas que lleguen en determinados cruceros», explicó el jefe de puerto, Carlos Ferreira cuando ya se había cumplido el mayor desembarco de turistas.

A primera hora de la mañana fondearon en la bahía de Maldonado el crucero «Costa Victoria» desde Buenos Aires con 2.300 turistas brasileños, el «Grand Voyager» desde el puerto de Santos con 880 pasajeros en su mayoría brasileños y el «Insignia» proveniente de Montevideo con 678 visitantes estadounidenses y de otras nacionalidades.

La eslora conjunta de las tres embarcaciones, a lo que debe sumarse el fondeo, obligó a disponer a los mismos de tal forma que no se produjeran abordajes. Las naves se ubicaron en la bahía de tal forma que su borneo, movimiento de las embarcaciones alrededor de su fondeo, no afectara al otro.

Luego de las operaciones de fondeo, con práctico a bordo, se produjo el operativo de descenso de la mayor parte de los pasajeros en los «tender», embarcaciones propias de cada crucero empleadas para el traslado hacia y desde el puerto.

En tierra la Dirección Nacional de Hidrografía dispuso un operativo especial para poder asegurar el desembarco de buena parte de los casi cuatro mil pasajeros que en conjunto llegaron a Punta del Este en los tres barcos.

A los efectos de distribuir los pasajeros, luego de realizar los correspondientes trámites aduaneros, migratorios y de barrera sanitaria, Hidrografía montó dos puestos de recepción en el muelle principal. En la escollera descendieron los pasajeros del «Insignia».

Además, se contó con personal de seguridad privada. En la zona portuaria el operativo de la Dirección Nacional de Hidrografía apuntó a optimizar el paso de los casi cuatro mil turistas hacia los buses de turismo contratados para efectuar los recorridos por la ciudad e inclusive más lejos.

Por su parte las casas de venta de artículos de cuero y ropa ofrecieron traslado gratis hasta sus locales comerciales. Un día de fiesta a pocas horas de la Navidad.