Casos similares con resultado dispar

En el caso de Concierto, el monto defraudado se aproxima a los U$S 12 millones (tomando en cuenta las multas y recargos) y la jueza Fanny Canessa consideró que ameritaba enjuiciamiento con prisión dada «la magnitud de la maniobra». En el caso de La Pasiva el monto adeudado teniendo en cuenta las multas y recargos alcanza los U$S 53 millones pero el magistrado decretó procesamiento sin prisión.

Canessa afirmó al emitir el fallo que se probó que aprovechando que Concierto Punta FM gozaba de amplia exoneración tributaria, facturaba publicidad generada también en las emisoras Concierto e Independencia, radicadas en el departamento de Montevideo. Eguren por su parte probó numerosas maniobras en la facturación para eludir los tributos. Sin embargo consideró que no amerita el procesamiento con prisión porque «no existen razones de peligrosidad» de los enjuiciados, las empresas siguen funcionando, «no han efectivizado despidos», y están al día en el pago de sus tributos, vía retención judicial.