Cautela en cámaras y PIT-CNT.

Los empresarios y el PIT-CNT reaccionaron con cautela frente a los criterios generales para la negociación colectiva en los Consejos de Salarios divulgados ayer por el Poder Ejecutivo.

Los empresarios pretenden que las conversaciones se desarrollen en un clima de paz laboral y los trabajadores insisten en que una mejor distribución de la riqueza se vea reflejada en los nuevos salarios.

Desde el sector empresarial se observó positivamente la postura del gobierno en fijar, para esta ronda salarial, criterios más flexibles que las pautas salariales de los Consejos de Salarios anteriores.

El presidente de la cámara metalúrgica, Miguel Oliveros, dijo a El Observador que también fue favorable la postura del gobierno al coincidir con voces empresariales sobre la finalización de la recuperación salarial como componente de los próximos aumentos de sueldos.

Oliveros opinó que mantener el salario es un hecho necesario y «después, si algo se da por encima de eso tiene que estar asociado al crecimiento».

La postura del PIT-CNT es más enfática; la central sindical reclama mayores ingresos.

Uno de los integrantes del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, Milton Castellano, señaló a El Observador que el país atraviesa un sostenido crecimiento de su economía y que ello debe reflejarse en los salarios.

A pesar de que el órgano de conducción del PIT-CNT analizará hoy junto al Instituto Cuesta Duarte el alcance de los criterios para la nueva negociación, Castellano indicó que en general son compartibles.

Sin embargo remarcó que «hay que afinar mucho todavía». Y añadió que muchos de los elementos manejados ayer por el Poder Ejecutivo surgieron del propio PIT-CNT.

El dirigente entendió que hay que profundizar sobre otros aspectos que en esta primera reunión no quedaron del todo claros, como por ejemplo cuál será el incremento del Salario Mínimo Nacional.

La central de trabajadores reclamó un ajuste salarial quinquenal de acuerdo al crecimiento esperado del Producto Bruto Interno (PBI). Pero en el Poder Ejecutivo se manejó un crecimiento real de salarios para esta administración de 14,5%, alejándose del acumulado del PBI para el quinquenio, estimado en 23,2%.

Este será otro de los aspectos que la central sindical evaluará con sus asesores en esta jornada.

Paz laboral. El asesor jurídico de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, expresó que hubo puntos de contacto con lo expuesto por el Poder Ejecutivo, donde se mantuvo una actitud «prudente» respecto al crecimiento de la economía.

En su exposición, el ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, manejó la posibilidad de incluir en la agenda de la negociación en los Consejos de Salarios elementos que no sean de naturaleza salarial.

Sin embargo, Mailhos indicó que habrá que focalizar más los criterios y analizar dentro del ámbito tripartito salarios mínimos y categorías. Oliveros coincidió con los conceptos de Mailhos.

«La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ya expresó que aspectos relacionados con las condiciones de trabajo no son temas a manejar en el orden tripartito», dijo el industrial.

Para Mailhos, será necesario también que exista un clima de «paz laboral» para poder pagar los salarios pactados en los Consejos de Salarios.

Ambos sectores, empleadores y trabajadores, expresaron que en esta primera instancia concurrieron a escuchar las propuestas del Poder Ejecutivo para después ingresar en una etapa de evaluación.

Ahora, los sectores involucrados esperarán la primera convocatoria para el Consejo Superior Tripartito de salarios del sector privado. Trabajadores y empresarios se preparan para la batalla.