Chávez no se rinde y retoma la iniciativa

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, intervino inesperadamente en rueda de prensa de los mandos militares, quienes al grito de “patria, socialismo o muerte”, desmintieron las versiones sobre presiones suyas al gobernante para que no se atreviera a desconocer su derrota en el referéndum del domingo.
El mandatario tildó de “bastarda maniobra de factura imperial” la versión de la presión castrense y repitió lo dicho en la madrugada del lunes: “El día que a mí me presione un general (…) por más amigo que sea o confianza que tengamos, de inmediato lo sustituyo”.

El asunto había sido abordado por la cadena estadounidense CNN, que entrevistó a un periodista del diario caraqueño El Nacional quien dio cuenta de esas supuestas presiones y detalló que se produjeron en una reunión forzada por los miembros del alto mando militar.

Chávez dijo que la única reunión que sostuvo antes de que la autoridad electoral informara de la estrecha derrota de su reforma a la Constitución, que incluía la reelección presidencial indefinida, fue con sus hijos y nietos.

Adicionalmente, destacó que, por primera vez, los actuales altos mandos castrenses fueron subalternos suyos durante su vida militar, la que puso fin como teniente coronel, tras dejar la cárcel en 1994 por el intento de golpe militar que lideró en febrero de 1992.

Antes, el ministro de Defensa, general Gustavo Rangel, subrayó que el reconocimiento de Chávez al triunfo del No a la reforma evidenció, “una vez más, la voluntad democrática de este hombre de excepción, a quien un rey mandó a callar y que ahora él ha callado al mundo”.

Los altos mandos arremetieron, asimismo, contra el general Raúl Baduel, antecesor de Rangel hasta mediados de año, quien también dijo que Chávez admitió su derrota por la presión militar y felicitó por ello a los miembros de la Fuerza Armada Nacional (FAN).

El ministro rechazó esas felicitaciones, llamó a Baduel “desleal” y explicó que el alto mando se reunió en el palacio presidencial para activar planes que, reveló, estuvieron a punto de ejecutarse contra lo que llamó “movimientos fascistas”.


Oposición. Pero sectores opositores ya alertaron que, según el artículo 345 de la actual Carta Magna, “la iniciativa de reforma constitucional que no sea aprobada no podrá presentarse de nuevo en el mismo período constitucional a la Asamblea Nacional (AN)”.

El dirigente del partido socialdemócrata Un Nuevo Tiempo (UNT), Enrique Márquez, afirmó que “las leyes venezolanas son claras al señalar que los mismos artículos no pueden ser objeto de otra propuesta de reforma”, al menos en el mismo período constitucional. Esa misma opinión ha expresado Leopoldo López, alcalde del municipio de Chacao, uno de los , quien señaló que Chávez “sigue con la intención casi obsesiva de impulsar este proyecto”. (AFP y EFE)