Chavistas lanzan campaña hacia reelección indefinida en Venezuela

Los miles de manifestantes, vestían gorras y camisetas con la inscripción «Sí, con Chávez» o «PSUV» las siglas del Partido Socialista Unido de Venezuela en proceso de formación a instancias del presidente.

Chávez fue aclamado por la muchedumbre entre la que circuló encima de un camioneta, acompañado por el vicepresidente Jorge Rodríguez, algunos gobernadores y diputados. El mandatario subió luego a una tarima desde donde dio un discurso, destacó la presencia masiva y auguró una victoria de su proyecto constitucional.

El vicepresidente Jorge Rodríguez aseguró que el chavismo propinará una «aplastante derrota» a la oposición.

«Esto está inundado por el río rojo de la revolución, la alegría y la reforma constitucional, estamos otra vez atendiendo el llamado del presidente Hugo Chávez que nos convocó para lograr una propuesta de Patria y para lograr un proyecto que promueva la equidad entre todos los venezolanos», apuntó.

El ministro y dirigente del comando de campaña electoral, William Lara, indicó que la marcha evidencia una «abrumadora mayoría» a favor de los cambios constitucionales y llamó a la oposición a votar en el referendo, para medirse democráticamente.

Lara rechazó así los llamados que algunos grupos opositores radicales formularon el sábado para «impedir» la reforma con acciones en la calle.

REFORMA. Chávez tomó la iniciativa de reformar la Constitución bolivariana de 1999 el 15 de agosto pasado, con el objetivo de reforzar los poderes presidenciales, aprobar la reelección ilimitada e instaurar el socialismo en Venezuela.

El presidente propuso modificar 33 artículos, pero en el proceso de discusión parlamentaria fueron incorporadas modificaciones a 36 más, de un total de 350 con que cuenta la Constitución bolivariana, elaborada por una Asamblea Constituyente.

La Asamblea Nacional, compuesta íntegramente de chavistas debido al boicot opositor a las legislativas de 2005, sancionó la reforma el viernes por abrumadora mayoría (sólo hubo 6 abstenciones) e inmediatamente el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó el referendo para el 2 de diciembre.

La oposición rechaza la reforma pero, una vez más, se encuentra dividida sobre si votar «No» en el referendo o boicotearlo lisa y llanamente.

Las encuestas coinciden en que la tendencia es a la aprobación de la reforma.