Chile: crece la derecha de cara a los comicios

El empresario derechista, dueño de una fortuna valorada en más de 1.300 millones de dólares, inscribió ayer su postulación ante el Servicio Electoral. Es el primer candidato que lo hace. Piñera, además, figura como el gran favorito para los comicios del 13 de diciembre.

El candidato se presentó a la dependencia, en el centro de Santiago, acompañado, como suele hacerlo, de su esposa Celia Morel y sus cuatro hijos. También llegó junto a seis alcaldes de la «Coalición por el Cambio», el grupo que lidera y que congrega a todos los partidos de la derecha chilena.

«En el corazón de mi gobierno va a estar la gente que no lo está pasando bien. Estoy pensando en las personas que viven en los campamentos, en los más pobres, en los adultos mayores y en la clase media, que muchas veces lleva la procesión por dentro», dijo Piñera tras estampar su firma.

Piñera es el gran favorito, aunque solo para la primera vuelta: su porcentaje de adhesión se sitúa en 37 puntos. Detrás está Frei, el ex mandatario demócrata cristiano, favorito de la presidenta Bachelet, con un 28%. La mandataria no logra trasladar a su elegido ni la mitad del 73% de adhesión que ella tiene, ni el 53% que tiene su gobierno, según cifras presentadas por la consultora Adermak esta semana.

En tanto, Enríquez, un ex diputado socialista que renunció a su partido para inscribirse como independiente, luego que no se le permitiera participar en las primarias de marzo que dieron el triunfo a Frei, tiene un 17%. El candidato subió 4 puntos desde el período mayo-junio, al de julio-agosto. Incluso para presentarse como independiente debió cumplir con el trabajoso trámite que exige la ley electoral chilena: juntar 36.000 firmas. Sus votos serán determinantes si hay balotaje.

La inscripción de los candidatos comenzó ayer, tres meses antes de la elección, la quinta desde el retorno de la democracia en Chile tras los 17 años de dictadura de Augusto Pinochet y la primera en 50 años en que la derecha democrática podría triunfar. Seis candidatos se presentan en los comicios: cinco de izquierda y Piñera. Luego que este ratificara ayer su candidatura, lo hizo el izquierdista Jorge Arrete, que formó un grupo político en el que se destaca la presencia de Carmen Paz Allende, hija del derrocado presidente socialista Salvador Allende. Este, junto a los senadores de izquierda Alejandro Navarro y Adolfo Zaldivar son las otras opciones que tendrá el electorado. Ninguno de ellos supera el 1% de adhesión.

insistente. Esta es la segunda vez que Piñera se presenta como candidato, la primera fue hace cuatro años cuando cayó derrotado ante Bachelet, la primera mujer en ocupar el sillón presidencial en Chile. El líder derechista, que fue senador por la oposición entre 1990 y 1998, recibió críticas por su doble militancia en la política y los negocios. Para hacer frente a esos cuestionamientos, en abril entregó la administración de una parte de su fortuna.

El candidato mantuvo, sin embargo, la propiedad de un canal de televisión y su participación en la administradora del club de fútbol Colo Colo. De todos modos aseguró que antes de asumir la presidencia se desprendería de sus acciones en la poderosa aerolínea LAN.

En su eventual gobierno, Piñera promete una economía que crezca a tasas del 6% y la generación de un millón de empleos. Sostiene que mejorará la salud de los ancianos, fomentará el deporte, combatirá la delincuencia y elevará el nivel de la educación, propuestas que le valieron el calificativo de populista por sus opositores.

El candidato derechista sostuvo ayer: «Es la candidatura del cambio, del futuro y la esperanza. Es la candidatura de todas las chilenas y chilenos de buena voluntad que creen y sueñan con un Chile mejor».

Para Frei la partición de la izquierda no es un problema y sirve «para reconstruir» el partido, «mirando el futuro, donde estamos los componentes clásicos (…) y donde hay también jóvenes».

En los comicios también se renovará la totalidad de la Cámara de Diputados y una parte del Senado.